En la víspera del comienzo de la quinta ronda de negociación de Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el peso mantuvo cotizaciones tranquilas, depreciándose 0.11% frente al dólar.

El tipo de cambio cerró en 19.1535 pesos por dólar en operaciones interbancarias, respetando aún el nivel de “resistencia” de los 9.20 pesos por dólar.

Los analistas del mercado de cambios coincidieron que una vez que inicie la quinta ronda de negociación del TLCAN, la moneda mexicana podría presionarse.

Bajo ese contexto las cotizaciones podrían romper el techo de los 19.20 pesos por dólar, con el pronóstico de alcanzar nuevamente niveles de 19.30 pesos por dólar en los siguientes días.

La paridad peso-dólar tuvo escasa reacción ante la caída del precio internacional del petróleo.

El crudo referencial estadounidense West Texas Intermediate (WTI) al final de la jornada mostró una cotización de 55.62 dólares por barril, con respecto al cierre anterior, significó una disminución de 2.01 por ciento.

El retroceso del hidrocarburo se derivó de la publicación de la Agencia Internacional de Energía en relación a que anticipa una menor demanda de crudo para el cierre de 2017 y durante el 2018.

Además, publicó que la oferta de petróleo mostró un crecimiento de 100 barriles diarios durante octubre a 97.5 millones de barriles al día, y como consecuencia de un aumento en la producción de países no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

presión

El analista técnico de mercado de cambios de Monex, Francisco Caudillo anticipó que en el corto plazo, el tipo de cambio peso-dólar se encuentra dentro de una canal ascendente, con pronóstico de llegar a un precio de 19.50 pesos, aunque este nivel sería alcanzado si comienza a existir controversias en la quinta ronda.

Sin embargo, el especialista adelantó que si la paridad peso-dólar rompe el nivel de “resistencia” de los 19.50 pesos, el siguiente precio objetivo sería los 19.80 pesos por dólar.

Francisco Caudillo destacó que  existen varios factores que podrian presionar al peso mexicano en el mediano plazo, como la  evolución de la política monetaria de Estados Unidos, la firma del TLCAN y las elecciones  presidenciales .

Por su parte, la analista de mercado de cambios de Banco Ve por Más, Mariana Ramírez explicó que una vez que haya iniciado la quinta ronda de negociación del TLCAN, el peso entrará dentro de un ambiente de movimientos volátiles, bajo el pronóstico de mantener un rango de negociación entre 19 y 19.50 pesos por billete verde.

ricardo.zamudoi@eleconomista.mx