El tipo de cambio peso-dólar mantendrá niveles cercanos a 18.90 pesos por dólar durante la presente semana, debido fundamentalmente a la inquietud que existe sobre las recientes declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, y la caída del precio internacional del petróleo.

El magnate señaló que si el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no era benéfico para su país, se saldría.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que el peso mexicano tendrá una semana complicada, con una amplia posibilidad de seguir con cotizaciones altas, derivadas fundamentalmente de las mayores bajas esperadas en el precio internacional del petróleo.

El experto informó que el crudo referencial de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI), perdió 5.75% durante la semana previa, al pasar de un precio de 52.65 dólares a 49.62 dólares por barril, mientras el Brent del mar del Norte mostró caída de 6.14 por ciento.

Agregó que la mezcla mexicana también registró un importante ajuste a la baja, tras reportar una contracción de 6.93% en los últimos cinco días, al cambiar de un valor de 45.92 a 42.73 dólares por barril.

Ligera depreciación

El peso mexicano reaccionó negativamente en las operaciones del viernes pasado, ante la incertidumbre de las elecciones presidenciales de Francia celebradas el domingo pasado, al mostrar cotizaciones cercanas a 19.0 pesos por dólar.

El tipo de cambio peso-dólar finalizó en un precio de 18.8365 pesos en operaciones al mayoreo; con respecto a las últimas negociaciones de la sesión previa, de 18.7730 pesos, resultó una depreciación de 0.34%, equivalente a una pérdida de valor de 6.35 centavos.

En relación con las negociaciones al menudeo (ventanilla bancos), éstas nuevamente se encuentran por arriba de 19 pesos por billete verde, luego de que, en las operaciones de la jornada anterior, cerraron en un precio de 19.10 pesos, según información de Citibanamex.

Después de tocar un mínimo en el año de 18.4563 pesos en operaciones intradía, la paridad peso-dólar cerró con una depreciación de 1.70%, esto es un saldo negativo de 31.5 centavos, aunque durante el presente año reporta una ganancia frente al dólar de 8.74 por ciento.

Presiones

El subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco, destacó que la paridad peso-dólar mostrará presiones alcistas en el corto plazo, explicado en parte por la inquietud que habrá respecto a las elecciones en Francia.

El analista del banco español advirtió que la contienda entre los candidatos Emmanuel Macron y Jean-Marie Le Pen estuvo cerrada, eso podría poner nervioso al peso ahora que se dé la segunda vuelta, con el pronóstico de alcanzar cotizaciones de 19 pesos por billete verde.

[email protected]