En la encuesta ANATEC-AMIB del segundo trimestre del 2021 mejoraron sus estimaciones en los índices S&P BMV IPC y del S&P 500 (el benchmark que está compuesto de las 500 acciones más importantes de Estados Unidos), en comparación con la primera encuesta del 2021, la mediana del índice local pasó de 47,500 a 52,000 puntos, mientras que el referente estadounidense de 4,180 a 4,367 enteros.

Para el tipo de cambio peso-dólar, la estimación del indicador de la mediana se colocó de 20.30 a 20.80 pesos para el cierre del 2021.

Otro indicador relevante es el nivel de los bonos estadounidenses a 10 años (un cifra de referencia de los mercados de renta fija) en la primera encuesta del 2021 la mediana se ubicó en 1.50%, y en la segunda se registró el nivel de 1.84%, ante la baja que registraron las tasas de interés del vecino país. 

Víctor Hugo Cortés Castro, analista técnico de Grupo Financiero Banorte

Bajo un contexto de recuperación económica, el S&P 500 se perfila a marcar nuevamente máximos históricos. Después de experimentar una corrección del 7.5% en octubre de 2020, el índice ha retomado la tendencia alcista. Desde el punto mínimo registrado el pasado mes de octubre, acumula un rendimiento del 28.65 por ciento.

En las últimas semanas hemos observado que está desarrollando un proceso de consolidación, y recientemente validó los 4,060 puntos como un soporte.

Actualmente se encuentra cerca del máximo histórico de 4,240 unidades registrado el 7 de mayo, este nivel servirá como un punto de inflexión que le dará dirección al siguiente movimiento. 

En nuestra opinión, el rompimiento de la cima confirmaría un patrón de continuidad de alza. En este sentido, la siguiente zona objetivo que podría buscar la ubicamos en los 4,350 enteros. Si bien la expectativa es favorable, los riesgos de periodos de volatilidad se mantienen. 

Antonio Escandón Lizaur, Análisis Técnico del Grupo Financiero Monex

El análisis técnico es una de las disciplinas más apasionantes que existen. Desde la compra hasta la venta, nunca hay que perder de vista el comportamiento del precio.

Nuestra decisión de compra/venta se toma solamente del comportamiento del precio. Antes de operar el activo en cuestión uno debe de ser capaz de contestar al menos las siguientes preguntas: ¿Cuál es la dirección en la que el precio se está moviendo? ¿En qué nivel del precio debo de comprar/vender? ¿Cuál es el precio objetivo? ¿En qué nivel pongo el stop (precio en el que se cierra la operación con pérdida)? ¿Cuál es la relación riesgo – rendimiento? 

Las respuestas a estas preguntas, querido lector, siempre se debe de contestar en función de las tres premisas básicas del análisis técnico, que son: 

  1. Los precios siempre se mueven en tendencias. 
  2. El volumen acompaña a la tendencia. 
  3. La tendencia continuará hasta que se demuestre lo contrario. 

Hasta la próxima querido lector y, como siempre, que tenga un excelente trading.

patricia.ortega@eleconomista.mx