El gigante mexicano de telecomunicaciones, América Móvil (AMX), obtuvo 2,250 millones de dólares con la emisión de bonos en el extranjero, que usará para pagar deuda.

Con esta oferta marcó su regreso al mercado de deuda en dólares, tras cinco años de ausencia.

La oferta registró una fuerte demanda, por un monto máximo equivalente a 7,500 millones de dólares, y un mínimo de 6,700 millones de dólares, muestra un reporte de IFR, el servicio de información financiera de Refinitiv.

“Tenemos la intención de utilizar los ingresos netos de la venta de las notas para el rembolso de la deuda pendiente”, expuso la emisora en el prospecto de colocación.

Los papeles de deuda sin garantía que fueron listados en la Bolsa de Nueva York se ofrecieron en dos tramos. Uno fue por 1,000 millones de dólares con vencimiento a 10 años, que pagará un rendimiento de 3.706% y una tasa cupón de 3.625% anual.

Con la segunda emisión se recabaron 1,250 millones de dólares a 30 años, ofreciendo una tasa de interés de 4.409% y un cupón de 4.375% anual.

El rendimiento que pagará el bono con vencimiento en abril del 2029 está 115 puntos base arriba de los bonos del Tesoro de Estados Unidos con vigencia en febrero del 2029.

Mientras, los papeles con plazo a abril del 2049 se mantienen 145 puntos básicos por arriba de los bonos norteamericanos comparables, de acuerdo con el aviso de la emisión publicada por la Comisión de Bolsa y Valores Estados Unidos .

“Considerando lo poco que ha emitido América Móvil en el mercado del dólares en los últimos años, la compensación contra su curva de rendimiento fue difícil, ya que los bonos con vencimiento al año 2040 se cotizan por arriba de 145 puntos base”, señala el reporte de Refinitiv.

Las agencias de calificación crediticia Moody’s, S&P Global y Fitch Ratings le asignaron las notas “A3”, “A-” y “A-”, respectivamente, a la nueva emisión del gigante de telecomunicaciones, lo que significa que tiene un grado de inversión medio-alto, sujeto a “bajo riesgo crediticio”, aunque sensible en sus obligaciones en el largo plazo.

Fitch informó que “las calificaciones reflejan la escala y la posición comercial de la compañía en América Latina, así como la expectativa de que el ya sólido perfil financiero de la compañía continuará mejorando”.

Bien posicionada

Destaca el hecho de que América Móvil sea comparada favorablemente con empresas de telecomunicaciones con grado de inversión global, debido a su posición comercial, diversificación geográfica y estructura financiera.

Entre sus comparables están AT&T (“A-”), Verizon Communications (“A-”), Deutsche Telekom (“BBB+”) y Telefónica (“BBB”).

“Cada una de las empresas pares está bien diversificada desde la perspectiva del producto, pero AMX y Telefónica poseen el mayor grado de diversificación geográfica”, detalló Fitch.

Con esta emisión de bonos en dólares, Moody’s estima que el nivel de apalancamiento de AMX se ubique en 2.5 veces a razón deuda neta/EBITDA ajustada, durante los próximos 12 a 18 meses.

“No rebajamos la calificación de las notas no garantizadas debido a la solidez general de América Móvil y a la expectativa de que toda la deuda emitida por el grupo dejará de tener garantía”, justificó la calificadora.

Moody’s tampoco espera que la emisora incremente significativamente el nivel actual de deuda de sus subsidiarias. Incluso sus notas crediticias podrían mejorar si la deuda neta/EBITDA ajustada se mantiene por debajo de 2.0 veces.

La compañía ha desembolsado 500,000 millones de pesos en los últimos tres años para mejorar la red en los países en donde opera, sin dejar de mencionar los recientes anuncios para comprar a Telefónica y Nextel, con lo que consolidará su presencia en Centroamérica y Brasil.

Sin embargo, debido a la fuerte competencia en el mercado de las telecomunicaciones en América Latina, la calificadora Fitch estima que el EBITDA no crezca mucho, sino que alcance 350,000 millones para el 2021.

La empresa del magnate Carlos Slim opera en 25 países de América y Europa. Cuenta con 276 millones de líneas inalámbricas.

En el 2018 reportó ingresos por 1.2 billones de pesos, la utilidad neta fue de 45,661 millones, y el flujo operativo de 214,993 millones de pesos, mientras que los ingresos por el servicio móvil de pospago y banda ancha se incrementaron 7.9 y 9.5%, respectivamente.

[email protected]