Las persistentes tensiones geopolíticas y un sorpresivo descenso en los inventarios energéticos en Estados Unidos derivaron en un repunte en los precios internacionales del petróleo, extendiendo así su rally de las últimas jornadas y alcanzando nuevamente los 100 dólares por barril.

Los futuros con entrega en marzo del crudo de referencia en Estados Unidos, el West Texas Intermediate, hilaron su tercera jornada de ganancias al avanzar los contratos 1.13% o 1.14 dólares para situarse en 101.88 dólares por barril, su mejor nivel desde el pasado 10 de enero, cuando cerró en 101.97 dólares. En el intradía alcanzó niveles de hasta 102.54 dólares, no vistos desde inicios del año.

Por su parte, el crudo europeo, el Brent del mar del norte, ganó 1.3% o 1.58 dólares para cotizar en 118.93 dólares por barril al cierre del mercado de materiales de Londres, alcanzando así su mayor nivel desde el pasado 22 de julio. El máximo alcanzado en esta jornada fue de 119,99 dólares y el mínimo de 117,40 dólares.

La televisión oficial iraní Press TV informó hoy de la suspensión de las exportaciones de crudo a Holanda, Grecia, España, Italia, Francia y Portugal, lo que provocó un ascenso en el precio del oro negro.

Minutos después, el canal rectificó la información y aseguró que el régimen de los ayatolah iba a considerar si seguía vendiéndoles, al mismo tiempo que modificaba las condiciones de los contratos de suministro de crudo.

Aunque todavía no han trascendido de forma oficial cuáles son esos nuevos requisitos, parece que Irán quiere garantizarse el cobro por adelantado del crudo antes de exportarlo a los países europeos.

Adicionalmente, se dio a conocer que los inventarios de crudo estadounidense cayeron por primera vez en cuatro semanas; de acuerdo con la Administración de Información de Energía, los inventarios de crudo cayeron en 171,000 barriles la semana anterior. Esto ayudó a amortiguar el alza de 0.35% que sufrió el dólar frente a sus principales contrapartes y que, generalmente, tiene efectos negativos para las materias primas.

EXPECTATIVAS

Pese al avance de hoy, las perspectivas para el WTI y el Brent difieren. Con un periodo de mantenimiento de refinerías por venir, la debilidad del WTI podría persistir por algún tiempo , escribió Barclays en un reporte del mercado. Sin embargo, los precios de los energéticos han remontado por la mayor demanda invernal y las tensiones derivadas de irrupciones en los suministros provenientes de Irán, aunque esto se ha visto con mayor claridad sobre el Brent, acotó la correduría. De acuerdo con Barclays, al primer trimestre del año los precios del WTI promediarían 101 dólares y los del Brent 110 dólares, mientras que para todo el año se estima un promedio de 95 dólares para el WTI y de 111 dólares para el Brent.

Irrupciones en el suministro iraní afectarían principalmente a la Unión Europea, que tiene programado que el próximo 1 de julio entre en vigor un embargo. No obstante, analistas esperan que no haya una reducción real de la producción iraní derivado de lo anterior y que sólo sea dirigida a otras regiones e incluso que Irán se adelante a la decisión.

Las crecientes tensiones en Irán siempre impulsarán al petróleo y este reciente evento no es diferente , dijo Harry Tchilinguirian, analista de BNP Paribas a Reuters. Al respecto, Tom Bentz, director de commodities del banco, agregó: Básicamente, están cortando antes que los europeos tengan oportunidad de hacerlo primero . En lo que toca a la demanda, Barclays apunta que esta se ha recuperado en Japón, mientras que el invierno europeo podría intensificarse y sostener también los precios.