El peso cayó este martes en una nueva jornada de pesimismo, luego de que Moody's amenazó a Francia, Austria y Reino Unido con reducir sus preciadas notas "AAA", y luego de un dato más débil de lo esperado en Estados Unidos.

La moneda cerró en 12.8111 por dólar, con una pérdida de 0.95% o 12.13 centavos, frente a los 12.6898 pesos del precio de referencia del lunes.

Moody's dijo que está preocupada por la capacidad de Europa para realizar el tipo de reformas necesarias para resolver su crisis de deuda y la cantidad de fondos disponibles para hacerle frente, al tiempo que puso en riesgo por primera vez la calificación del Reino Unido.

"Fue una mala noticia (...) México fue uno de los que reaccionó con más fuerza a ello", dijo Eduardo Suárez, analista de Scotiabank en Toronto.

La alta liquidez del peso, junto a la libertad de los inversores de cambiarlo de manos sin restricciones ni riesgos de intervención oficial, lo ubicaba entre las monedas más afectadas por el mal tono de la jornada.

En tanto, las ventas minoristas de Estados Unidos subieron menos de lo esperado en enero al recortar el consumidor el gasto en la compra de vehículos, una mala noticia para México, por ser uno de los principales proveedores de manufacturas de la mayor economía del mundo.

El peso osciló entre 12.7435 y 12.8111 unidades por billete verde durante la sesión.

En su valor 24 horas, el peso cedió 12.13 centavos a 12.8071/12.8091 por dólar, mientras que en su valor mismo día cerró, previamente, con una pérdida de 4.17 centavos, a 12.7718/12.7738 por dólar.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operaba en 12.42 unidades por dólar a la compra y en 12.92 a la venta.

ros con información de Reuters