Los índices S&P 500 y Nasdaq cerraron con leves alzas el viernes gracias a que las preocupaciones por la inflación y los traspiés de algunos valores tecnológicos y energéticos fueron contrarrestados por un avance del sector consumo discrecional, liderado por Amazon.

Los índices S&P 500 y Nasdaq lograron terminar con mínimas ganancias, mientras que el Promedio Industrial Dow Jones pasó a terreno negativo cerca del cierre de la sesión. Los tres referenciales registraron pérdidas en la semana, tras dos avances semanales consecutivos.

El Promedio Industrial Dow Jones perdió 11.15 puntos, o 0.05%, a 24,311.19 unidades. En cambio, el S&P 500 ganó 2.97 puntos, o 0.11%, a 2,669.91 unidades y el Nasdaq Composite subió 1.12 puntos, o 0.02%, a 7,119.80 unidades.

Las acciones de Amazon.com lideraron al S&P 500 y al Nasdaq, ayudándolos a cerrar en positivo con un alza del 3.6% después de que el mayor minorista mundial online reportó ganancias que superaron cómodamente los pronósticos. Corredurías han empezado a valuar a la compañía por encima de un billón de dólares.

Las acciones de Microsoft ganaron 1.7% porque el gigante tecnológico reportó utilidades que superaron las expectativas con un sólido crecimiento de sus servicios en computación en nube.

Tras incumplir los pronósticos Exxon Mobil pesó sobre el S&P 500 y el Dow Jones, con una caída de sus acciones del 3.8 por ciento que arrastró un descenso del índice energético del 1.2%, la mayor baja porcentual sectorial.

El crecimiento de la economía de Estados Unidos se desaceleró en el primer trimestre porque el gasto de los consumidores creció a su menor ritmo en casi cinco años. Pero un aumento de los salarios y menos carga impositiva sugirieron que el traspié podría ser temporario.

En tanto, la curva de rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos se aplanó, porque el dato de crecimiento renovó apuestas a que la Reserva Federal seguirá subiendo las tasas de interés para mantener la inflación controlada.

"Tenemos a los inversores lidiando con un escenario de volatilidad y cómo manejarlo. Eso implica un mercado como el que tenemos ahora, del tipo maníaco-depresivo o pasivo-agresivo", dijo Chuck Carlson, presidente ejecutivo de Horizon Investment Services.