Los precios internacionales del petróleo acumulan sólidos rendimientos en el 2012 que han comenzado a preocupar por los efectos que podrían tener sobre la inflación y el crecimiento económico en algunos países desarrollados.

En lo que va del año, el crudo tipo WTI acumula un alza de 6.7% y el Brent de 16.2 por ciento. Los elevados precios se han visto reflejados ya en la inflación estadounidense ante el incremento en las gasolinas, pero esto podría ser un movimiento temporal, comentó Janneth Quiroz, economista senior de Ve por Más.

En este contexto, el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Ben Bernanke, anunció hace unos días que se espera un alza de la inflación en el corto plazo debido al encarecimiento del crudo experimentado en el último mes.

En el comunicado de la última reunión de la Fed se informó que se está monitoreando atentamente el alza en los precios del crudo y de la gasolina, debido a que pudiera poner en peligro la frágil recuperación económica.

A decir de analistas, a un excesivo aumento inflacionario prosigue una disminución de la confianza del consumidor, es decir, se siente más pobre , el poder adquisitivo disminuye y no gasta ni consume, creando problemas en las economías modernas basadas principalmente sobre el consumo.

No obstante, para Quiroz el alza en los precios del petróleo es derivada de especulación . Ante la expectativa de un posible desabasto por la coyuntura actual en Medio Oriente, algunos países han incrementado sus reservas y con una mayor demanda y menos oferta, los precios se han elevado, explicó.

Por ahora, se trata de un evento especulativo y hasta que no se concrete nada no hay seguridad de que continuarán las alzas, agregó la analista. Si bien es un factor que ha causado ruido, Quiroz enfatizó que se trata de un factor temporal por su carácter especulativo, esperando que los precios comiencen a ceder hacia la segunda mitad del año y que por igual las presiones inflacionarias disminuyan.

PRECIOS TOMAN RESPIRO

Ayer, los precios del petróleo retrocedieron a causa de una sorpresiva alza en los inventarios semanales de energéticos en Estados Unidos y tras conocerse que algunos países podrían liberar inventarios para aliviar la demanda.

Francia está trabajando en conjunto con Estados Unidos y Reino Unido en una consulta a la AIE, lo cual podría permitir que se usen las reservas , dijo la portavoz del gobierno francés, Valérie Pécresse.

Así, el WTI perdió 1.79% a 105.41 dólares en el mercado neoyorquino; mientras que en Europa el Brent cayó 1.1% a 124.16 dólares por barril al cierre del mercado londinense.

El retroceso en los precios del crudo golpeó a las acciones estadounidenses y a los metales, y los inversionistas encontraron una razón para vender acciones de firmas vinculadas con las materias primas.

ENERGÉTICAS CAEN EN WALL STREET

Las acciones de Caterpillar Inc., que cayeron 3.5%, a 104.26 dólares, fueron el mayor freno para el Dow Jones.

Las acciones de las petroleras Exxon Mobil Corp. y Chevron Corp., cuyas acciones cayeron 0.9 y 1.1%, respectivamente, también pesaron en el índice de empresas industriales líderes.

El índice sectorial de materias primas del S&P 500 retrocedió 1.5% y presionó a todo el mercado. Fue seguido por el índice energético, que perdió 1.2 por ciento. Todos los subíndices sectoriales del S&P 500 bajaron, salvo el financiero.

El promedio industrial Dow Jones cayó 0.54%, a 13,126,21 unidades. En tanto, el Standard & Poor’s 500 descendió 0.49%, a 1,405.54 unidades, y el Nasdaq Composite 0.49%, a 3,104.96 unidades.

La caída se extendió hasta los metales . El alza generalizada del dólar y haber rozado niveles psicológicos importantes llevaron a los futuros del oro a retroceder 1.6% o 27 dólares para concluir en 1,657.90 dólares por onza en Nueva York, mientras que el cobre retrocedió 2.3% a 3.79 dólares por libra, ante un reporte de órdenes de bienes duraderos de Estados Unidos que no cumplió con las expectativas del mercado.

(Con información de ?Ana Valle)