La política de alza de salarios mínimos implementada por el presidente Andrés Manuel López Obrador ayudarán a que este año cadenas de autoservicios como Walmart, Soriana y Chedraui incrementen sus ventas, pues catalizarán el consumo privado en el corto plazo.

“Con estos incentivos que está dando el nuevo gobierno vimos que pueden ser un factor positivo para el consumo, sobre todo en estas tiendas de autoservicio, como Walmex, Chedraui y Soriana, ya que un mayor ingreso implica un mayor gasto, sobre todo en alimentos y bebidas”, explicó Dianna Iñiguez Tavera, analista del sector en Ve por Más.

Walmex, la única minorista del sector de autoservicios que forma parte del S&P/BMV IPC, sería una de las principales beneficiadas y sus papeles aumentarían su atractivo para los inversionistas, “sumado a que en cuanto a su valuación también presenta descuentos importantes. Consideramos que es una buena oportunidad en la entrada para Walmex”, detalló Iñiguez.

Las acciones de la minorista cerraron el año con una plusvalía de 3.69%, frente al desplome de 15.63% que reportó la Bolsa Mexicana de Valores el año pasado.

Base de la pirámide

Políticas como el incremento al salario mínimo y los programas para adultos mayores y jóvenes están dirigidas principalmente a la base de la pirámide, segmento en el que la empresa que dirige Guilherme Loureiro compite con su formato de Bodega Aurrerá, que generó 41% de sus ventas en el 2017 en México.

Walmart, de donde se originó 29% de sus ingresos en territorio nacional, también vería un impacto positivo por las iniciativas que propone el exjefe de Gobierno de Ciudad de México; no así Sam’s Club, pues este último está enfocado a una población de mayores ingresos, detalló.

“Para Walmex tenemos un estimado de crecimiento en ingresos y en EBITDA de 9 y 10.1%, respectivamente, para el consolidado”, afirmó Verónica Uribe, analista de Monex, quien tiene un precio teórico para los papeles de la minorista de 60 pesos, que actualmente cotizan a 49.52 pesos.

El programa Jóvenes Construyendo el Futuro pretende ayudar a 2.6 millones de personas de entre 18 y 29 años que no estudian ni trabajan, también llamadas ninis, con una beca mensual de 2,400 pesos para estudiar y de 3,600 pesos para aquellos que reciban capacitación laboral. A los adultos mayores se les pretende otorgar una pensión equivalente a 1,500 pesos al mes.

Estos dos programas tienen un presupuesto asignado de 144,300 millones de pesos, equivalente a 57% de los 251,600 millones de pesos que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público dispuso para 18 proyectos prioritarios de la administración federal.

“Definitivamente pueden impactar al consumo los programas que trae López Obrador sobre los jóvenes y los adultos mayores, sobre todo porque son sectores de la sociedad que tienen una alta propensión marginal a consumir. Es decir, de cada peso adicional que reciben de ingreso, una gran parte seguramente la van a gastar, sino es que todo. Sí pueden incrementar el consumo”, aseveró Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

Reducción de impuestos fronterizos, motor para tiendas

el 2018 fue un año difícil para Organización Soriana. Sus acciones perdieron 30.42% durante el año.

Sin embargo, analistas prevén que uno de los motores principales que impulsarán sus ventas durante el 2019 será la reducción de impuestos en la frontera.

Según su más reciente informe anual, en dicha región generó 42.9% de sus ingresos, que alcanzaron 153,637 millones de pesos en el 2017.

“Lo de la frontera sí trae un beneficio, de corto plazo, porque la gente va a ir a comprar más con ese dinero. Los adultos mayores, los ninis, se lo van a ir a gastar en las tiendas. Lo mismo sucede en la frontera, si bajas el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en esa zona, evidentemente la gente se queda y gasta más”, dijo Cristina Morales, analista senior de Signum Research.

El pasado 29 de diciembre, López Obrador firmó el Decreto de Estímulos Fiscales de la Región Fronteriza Norte, que entró en vigor el 1 de enero y establece una disminución de 20% del Impuesto Sobre la Renta, la reducción en 50% del IVA y la igualación de precios de la gasolina, que implicarán que el gobierno deje de recaudar hasta 104,411.8 millones de pesos.

La firma que dirige Ricardo Martin Bringas enfrentó un año complicado, pues sus ventas cayeron 0.1% entre enero y septiembre del 2018, según su último informe trimestral, “poniendo de manifiesto pérdidas de participación de mercado adicionales, como resultado de los efectos negativos del desabasto en tiendas y la dificultad para recuperar la preferencia del consumidor”, explicó Valentín Mendoza, analista de Banorte.

Chedraui, cuyos papeles reportaron una plusvalía de 9.2% en el 2018, también llenaría el carrito gracias al impulso en el consumo, especialmente por los formatos de proximidad Supercito y Súper Che.

Estas unidades tienen márgenes 20% superiores a la de sus formatos tradicionales, según una nota de análisis de Banorte.

El experto estima un precio objetivo de 52 pesos para el  2019, frente a 39.29 pesos que cotizan actualmente.

Sin impacto importante

En el caso de La Comer, los analistas no consideran un impacto importante, pues explicaron que se enfoca a una población de altos ingresos y no tiene exposición relevante en la frontera norte.

“El impacto que vemos es mucho menor y prácticamente no tiene tiendas en la frontera con Estados Unidos”, refirió Cristina Morales. Según su último informe anual, la empresa generó en el 2017 6% de sus ingresos en la zona noroeste.

Los expertos ven en estas políticas un riesgo en el mediano plazo. Dicen que medidas como el recorte de empleo en el sector federal y otras políticas causarían incertidumbre, y con ello, el impacto en el consumo se frenaría.

[email protected]