Los inversionistas se muestran nerviosos tras la apertura de una investigación antimonopolio contra Alibaba y la presión de las autoridades financieras chinas sobre Ant Group.

Alibaba ha perdido casi 116,000 millones de dólares de capitalización en dos jornadas debido al nerviosismo derivado de la creciente presión regulatoria del gobierno chino sobre el imperio del multimillonario Jack Ma. En los últimos meses, el empresario chino ha visto cómo las autoridades del país han situado en su punto de mira sus dos joyas de la corona: el gigante de comercio electrónico Alibaba y la fintech Ant Group.

La ampliación del programa de recompra de acciones de Alibaba desde los 6,000 millones de dólares hasta 10,000 millones de dólares no ha sido suficiente para calmar a los mercados. La cotización del gigante de comercio electrónico está en su nivel más bajo desde junio tras caer ayer 8% en la Bolsa de Hong Kong, después de que el domingo los reguladores urgieran a Ant Group, la fintech controlada por Jack Ma, a rectificar algunas de sus actividades financieras.

El pasado jueves, la acción se desplomó 15% al conocerse la apertura de una investigación antimonopolio en China alrededor de algunas prácticas de negocio del gigante del comercio electrónico. La indagación se centra en las supuestas presiones de Alibaba a comerciantes que venden productos en sus plataformas para lograr acuerdos de exclusividad que les impidan estar en marketplaces de sus competidores.

La apertura de la investigación, una de las primeras de este calado en una gran tecnológica china, supone un nuevo golpe para Ma después de que en noviembre las autoridades del país suspendieran la salida a Bolsa de Ant Group tan sólo dos días antes de debutar en los mercados de Shanghái y Hong Kong. El grupo financiero, dueño del popular servicio de pagos Alipay, aspiraba a recaudar 37,000 millones de dólares en la que habría sido la mayor OPV de la historia.

El escrutinio sin precedentes a las actividades de comercio electrónico y servicios financieros de Alibaba denota que Jack Ma ha perdido el favor del Gobierno Chino. Según informó The Wall Street Journal, fue el propio presidente del país Xi Jinping quien decidió personalmente parar la salida a Bolsa de Ant Group después de que Ma enfureciera al gobierno con un discurso a finales de octubre e el que criticaba al nueva legislación de China en materia financiera. Desde entonces, las acciones de Alibaba han caído más de 25%, evaporándose 260,000 millones de dólares de capitalización.

El segundo frente abierto se centra en Ant Group. El domingo, los reguladores financieros chinos urgieron a la compañía a rectificar ciertas actividades financieras en áreas como préstamos personales, seguros y gestión de patrimonios, y a que volviera a sus orígenes como proveedor de servicios de pago.