La mayor compañía de comercio electrónico de China, Alibaba Group Holding, decidió retrasar su colocación de hasta 15,000 millones de dólares en la Bolsa de Valores de Hong Kong programado para este mismo mes, en medio de un creciente malestar político en el centro financiero asiático, dijeron a Reuters dos personas con conocimiento del asunto.

Los planes de Alibaba de cotizar en Hong Kong están siguiéndose muy de cerca por la comunidad financiera, que busca señales sobre el clima empresarial en el territorio controlado por China y también sirven para ver cómo interpreta la situación Pekín.

Aunque no se ha establecido formalmente un nuevo calendario, Alibaba podría relanzar la operación en octubre, con la intención todavía de levantar entre 10,000 y 15,000 millones de dólares, dependiendo de si las tensiones políticas han disminuido y las condiciones del mercado se han vuelto más favorables, indicó una de las fuentes.

La decisión de posponer el salto al mercado hongkonés, inicialmente prevista para finales de agosto, se tomó en una reunión del consejo de administración antes de la publicación de los resultados de Alibaba la semana pasada, expuso la segunda fuente.

“Sería muy imprudente lanzar la operación ahora o en un futuro cercano”, dijo la primera fuente. “Ciertamente molestaría a Pekín al ofrecer a Hong Kong un regalo tan grande debido a lo que está sucediendo en la ciudad”, agregó la fuente.

Los preparativos para la operación, que podría convertirse en la mayor colocación en renta variable del mundo este año y el mayor listing secundario en siete años (Alibaba ya cotiza en otros mercados como el neoyorquino), llevan en marcha desde hace algún tiempo.