Los tenedores de certificados bursátiles, que son más de 1,000, llegaron a un arreglo con la Controladora Comercial Mexicana para que se les cambien los bonos que tienen por 110 millones de dólares por nueva deuda, reconociendo el pago de entre 88 y 92 centavos por peso, afirmó Carlos Felipe Dávalos.

El abogado, representante de sindicatos, jubilados, cajas de ahorro, deportistas y administradores de pensiones, informó que se emitirán nuevos certificados que les intercambiarán, reconociendo la deuda total, con una tasa de interés interbancaria de equilibirio (TIIE) a seis años.

De acuerdo con el abogado de los quejosos, los nuevos papeles estarán respaldados por tres inmuebles de la tienda de autoservicio.

El pago, agregó el litigante, será antes del 30 de abril y también al tener los nuevos papeles se eliminará el embargo por 230 marcas de La Comer que tenían los demandantes.

Información de la empresa de tiendas de autoservicio destaca que falta concluir el registro de los inmuebles que la empresa dejará en garantía, ante el Registro Público de la Propiedad y de Comercio.

Felipe Dávalos informó que los tenedores de bonos son más de 1,000 demandantes, que representan alrededor de 20,000 personas que fueron afectadas en su patrimonio por la tienda.

No es como los derivadistas, aquí hay personas que tenían los ahorros de toda la vida , explicó el abogado.

[email protected]