Los papeles de Airbnb cayeron 6.15% a 132.50 dólares cada uno en el NASDAQ, luego de que sus accionistas obtuvieron la libertad de vender sus posiciones por primera vez desde la Oferta Pública Inicial (OPI) de diciembre.

Incluso, sus acciones estuvieron entre las cinco más negociadas en Wall Street, con títulos comprados y vendidos por 3,300 millones de dólares.

Apenas el 13 de mayo, la plataforma de alquiler de hospedaje superó las expectativas de Wall Street para las reservas e ingresos brutos del primer trimestre, ya que las vacunas contra el Covid-19 y la flexibilización de las restricciones alentaron a más personas a registrarse para concretar alquileres vacacionales.

Airbnb ha resistido la pandemia mejor que sus rivales, ya que las personas reservaron en sitios fuera de las principales ciudades en el contexto del distanciamiento social.

Tras el informe trimestral de Airbnb de la semana pasada, el analista de Jefferies, Brent Thill, calificó a la compañía como "la mejor historia de crecimiento en viajes".

Airbnb dijo en el prospecto de su OPI del 9 de diciembre que hasta 27.8 millones de acciones, incluidas las que pertenecen a los empleados, podrían venderse a partir del segundo día de negociación inmediatamente después del informe del primer trimestre de la compañía.

Airbnb cuenta actualmente con cerca de 608 millones de acciones en circulación.

Los títulos de la plataforma han ganado 92% con respecto al precio establecido en su OPI, que fue la más grande de Wall Street en 2020, pero ha retrocedido 40% desde su máximo de febrero.