Durante el  proceso electoral de este domingo, el tipo de cambio registró cotizaciones tranquilas al mantenerse por debajo de los 20 pesos por dólar; sin embargo, en los siguientes días, se esperarían movimientos volátiles si gana el candidato de izquierda.

En operaciones electrónicas, a las 9:00 de la noche, la paridad cotizó en un precio de 19.6580 pesos por dólar, con respecto al cierre anterior de 19.8730 pesos, resultó una ligera apreciación de 1.08 % o  21.50 centavos “No se descarta que continúe la volatilidad de la moneda mexicana durante el segundo semestre de este año, como consecuencia del proteccionismo de la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump”, dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de banco Base.

Por su parte, los  analistas de mercado de cambios de Grupo Financiero Multivalores pronosticaron que, en el corto plazo, el tipo de cambio fluctuaría en un rango entre 19.50 pesos y 19.80 pesos por billete verde.

Anticiparon que, una vez que pasen los comicios del 1 de julio, toda la atención de los participantes del mercado de cambios estará atenta de nuevo a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Recordaron que el subsecretario de Comercio Exterior de México, Juan Carlos Baker, dijo que el proceso de renegociación se retomará después de las elecciones y que se incluirá a un miembro del equipo de transición del que resulte electo el 1 de julio.

El presidente estadounidense Donald Trump, dijo en entrevista con Fox News que el “TLCAN lo podría firmar ahora mismo, pero no estoy contento con él. Quiero esperar hasta después de las elecciones legislativas de noviembre.

La semana pasada, el peso se apreció 0.67%, equivalente a una ganancia de 13.40 centavos frente al dólar. Sin embargo, el viernes cayó 0.77 por ciento.

El tipo de cambio concluyó en 19.8730 pesos en operaciones interbancarias a la venta, con respecto a las últimas transacciones del jueves pasado (19.7220 pesos), significó una pérdida de valor de 15.10 centavos.

El desempeño de la moneda mexicana dependerá de los resultados electorales. La confirmación del triunfo del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia,  Andrés Manuel López Obrador (AMLO), podría llevar al peso a fluctuar entre 19.70 y 20.30 pesos, con la expectativa de que se aprecie gradualmente durante julio, comentó Gabriela Siller Pagaza.

La experta advirtió que de lograr Morena la mayoría tanto en la Cámara de Diputados como de Senadores, el tipo de cambio peso-dólar superaría el precio de resistencia de los 20.50 pesos por dólar.

Agregó que, de romper dicho nivel, existen amplias posibilidades de acercarse nuevamente hacia los niveles de 21 pesos por billete verde en el corto plazo, lo cual en el mercado de futuros de Chicago incrementaría la apuesta en contra del peso.

Cayó 1.9 por ciento

Primer semestre, complicado para la moneda mexicana

Durante el primer semestre del año, el peso tuvo un escenario complicado, sobre todo en el segundo trimestre, donde se observó una cotización máxima de 20.8290 pesos (14 de junio) por dólar y un nivel mínimo de 17.9940 pesos por billete verde (17 de abril), con un diferencial de 2.84 pesos.

En los primeros seis meses, el tipo de cambio registró una depreciación de 1.09%, equivalente a una pérdida de valor de 21.35 centavos, de 19.6595 a 19.8730 pesos por billete verde.

En dicho lapso, con respecto a las cotizaciones de inició de año y con su nivel más bajo (17.9940 pesos), la divisa mexicana llegó a registrar una apreciación de 8.47%, esto es una ganancia de 1.66 pesos frente al dólar estadounidense.

Sin embargo, desde su nivel más bajo de 17.9940 pesos (17 de abril) hasta su cotización más alta de 20.8290 pesos, resultó una pérdida de valor de 15.75 por ciento.

TLCAN y dólar fortalecido

La fuerte volatilidad registrada en el tipo de cambio en el periodo se derivó básicamente de la incertidumbre que existió sobre la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que al final se postergó para el segundo semestre e inclusive se podría ir hasta el 2019.

La moneda mexicana registró las mayores presiones durante el segundo trimestre, sobre todo a partir del 17 de abril, cuando el dólar comenzó a fortalecerse, tras la expectativa de que la Reserva Federal optaría por endurecer más su política monetaria.

El peso también reaccionó de manera violenta luego de las noticias relacionadas con la renegociación del TLCAN, pues se venía especulando que, en la primera quincena de mayo, los tres países podrían llegar a un acuerdo comercial.

No obstante, en los primeros días de junio, se informó que difícilmente se lograría la firma del TLCAN, por lo que las cotizaciones superaron el precio de resistencia de 20 pesos hasta alcanzar un valor de 20.8290 pesos (14 de junio).