Las señales de nuevos estímulos económicos alrededor del mundo ayudaron a los mercados bursátiles a concluir agosto con un sesgo positivo, pese a la volatilidad y el bajo volumen de operación que caracteriza al verano.

Los mercados accionarios simplemente hicieron una pausa en agosto, esperando a ver qué decisiones se tomarán por parte de los bancos centrales , comentaron analistas de Intercam. De los anuncios que se realicen, dependerá que los índices puedan o no romper a la alza los máximos alcanzados recientemente, agregaron.

En Wall Street, si bien la semana concluyó con un sesgo bajista, todo agosto cerró con ganancias. El Dow Jones acumuló rendimientos mensuales de 0.63%, mientras que el S&P subió 2.14% y el índice tecnológico Nasdaq 4.34 por ciento.

En Europa, el índice Stoxx 600 cerró agosto con un rendimiento de 1.9%, mientras que el índice español Ibex-35 lideró el avance en la región al acumular un alza de 10.1% a la espera de los recursos del rescate de la banca y de que el Banco Central Europeo (BCE) actúe para aliviar a los mercados de deuda.

Septiembre inicia con la atención centrada en la información económica y la reacción de los bancos centrales al respecto. En Estados Unidos, se conocerá el reporte mensual de empleo a agosto y datos del sector manufacturero. En tanto, en Europa habrá una reunión extraordinaria del BCE el 6 de septiembre.

BMV, CON VOLUMEN HISTÓRICO ?POR REBALANCEO

El rabalanceo de la muestra del principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) provocó que el volumen de operación y de negociación en el grupo bursátil alcanzara máximos históricos al cierre del mes.

El 31 de agosto se presentó una actividad sin precedentes en la Bolsa mexicana, registrándose niveles máximos históricos en el número de operaciones, volumen e importe negociados , informó el grupo bursátil en un comunicado.

El grupo bursátil aclaró que situaciones como el rabalanceo anual de la muestra del IPC generan gran actividad que se explica por los ajuste que se dan en las carteras accionarias .

El número de operaciones ascendió a 164,383 transacciones, poco más del doble del promedio diario del 2012 de 71,656 transacciones. En tanto, el volumen de operación fue de 1,214 millones de títulos, superando ampliamente el promedio diario de 341.7 millones en lo que va del 2012.

En total, se operó sin contratiempos en los sistemas de operación e información de la BMV, 36,870 millones de pesos, cuando el promedio diario del año ascendía a 11,832 millones.

Bajo esta coyuntura y el entorno internacional, el IPC concluyó la semana con un retroceso de 1.96%, mientras que encabezó las pérdidas mensuales en la región al acumular una caída de 3.2 por ciento.

El retroceso habría sido parte de un ajuste tras el rally de junio y julio en que abrió una brecha de 14% con respecto a sus pares en el exterior, según Banorte-Ixe.