La alta volatilidad del mercado financiero mexicano registrado el año pasado obligó a las administradoras de fondos para el retiro (afores) a vender sus posiciones de renta variable, con lo cual finalizaron el 2014 con una caída de 7.8% en ese rubro, según información de Casa de Bolsa Accival.

La posición de títulos de empresas internacionales creció 21.3%, al pasar de 336,092 millones a 407,606 millones de pesos (27,356 millones de dólares).

Accival mencionó que uno de los instrumentos en el que más invirtieron las afores el año pasado fue en instrumentos estructurados, al presentar un aumento de 46.4%, de 84,445 millones a 123,614 millones de pesos.

Las afores también destinaron montos a la compra de bonos de empresas. Al cierre del 2014 alcanzaron un monto de 465,697 millones, mientras que en el 2013 llegaron a 385,653 millones de pesos, un avance de 20.8 por ciento.

Accival destacó que en diciembre los activos netos de las afores subieron por tercer mes consecutivo. El avance mensual fue de 0.44%, con lo que las afores acumularon un monto de 2.373 billones de pesos; es decir, en términos anuales mostró un crecimiento de 15.73 por ciento.

Dentro del avance, la mayor contribución provino de las plusvalías generadas por las posiciones de las Afores por 206,325 millones de pesos, sumado al balance positivo en las aportaciones y traspasos de 256,899 millones y 140,690 millones de pesos, respectivamente.

ricardo.jimenez@eleconomista.mx