Abrir el régimen de inversión para que las afores inviertan más en renta variable y activos alternativos aumentaría el rendimiento del ahorro para el retiro de los mexicanos.

Así lo sugirió el presidente de Principal para Latinoamérica, Roberto Walker, quien reiteró que las carteras de las afores deben diversificarse en más clases de activo, por ejemplo, en inversiones en el extranjero y países emergentes, siempre vigilando los riesgos asociados. El régimen de inversión “debería permitir invertir más en renta variable y gradualmente invertir más en activos alternativos. Estas inversiones son de largo plazo y los fondos de pensiones deberían aprovechar para financiar proyectos con rentabilidades más altas, a un plazo más largo”, comentó Walker.

Hoy, las afores  concentran más del 50% de los recursos que administran en deuda gubernamental. En Chile, mencionó el entrevistado, el régimen de inversión está más diversificado y abierto.

El límite máximo de inversión internacional es de 80% para las administradoras de fondos de pensiones chilenos y en México alcanza hasta 20% y en renta variable hasta 45 por ciento.

“Creo que tenemos muy buenos inversionistas y muy buenos administradores de fondos de pensiones en la región y también en México, pero hay que rayar la cancha para que puedan jugar en una cancha más amplia y entregar mejores rendimientos a los trabajadores”, expuso.

Cuestionado cómo proteger las carteras de los fondos de pensiones de los riesgos, mencionó que éstos se atenúan al ser inversiones de largo plazo, como sucede con los instrumentos alternativos (bienes raíces, infraestructura, capital privado).

Roberto Walker, de origen chileno, explicó que otra medida es planear estrategias para minimizar los riesgos según se acerque la edad de retiro del trabajador, como enfocarse en instrumentos más conservadores.

“Pero debemos ser muy disciplinados en definir una estrategia de la inversión a largo plazo y es muy importante explicar a los trabajadores mexicanos que no hay nada peor que cambiar de un fondo a otro tratando de anticipar los ciclos de mercado, hay que mantenerse en carteras de inversión estables”, dijo.

México es un país estratégico para Principal. Sin embargo, advirtió que uno de los desafíos a los que se enfrenta es al envejecimiento de su población.

“Entre el 2040 y 2050 habrá tres mexicanos en edad de trabajar por cada persona en edad de jubilarse. Eso genera sin lugar a dudas una presión bastante importante en las finanzas públicas, porque las contribuciones que está haciendo la gente activa versus la cantidad de pensiones que se tienen que pagar van a ir cayendo en esa proporción y, por lo tanto, habrá más necesidad de gasto público”, informó. Enseguida destacó que el sistema de pensiones mexicanos apenas contribuye con 5 a 6% de aportaciones, mientras que en países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos alcanza alrededor de 20 por ciento. Por lo tanto, “pensar que México va a tener buenas pensiones con esas tasas de ahorro tan bajas es imposible y hay un problema serio que hay que resolver”, detalló. Principal se especializa en pensiones y ahorro a largo plazo, cuenta con cerca de 400 profesionales dedicados a buscar inversiones. En México su equipo de análisis es de unas 25 personas.Roberto Walker explicó que es conveniente desarrollar un sistema multipilar para impulsar el ahorro para el retiro. La propuesta es crear un pilar cero o no contributivo donde el gobierno ayude a las personas que no pueden ahorrar o que no pueden ahorrar lo suficiente. Después debería existir el pilar de ahorro obligatorio y un pilar de ahorro voluntario.

“Como país no hay bala de plata, pero si no se ahorra más y más tiempo es imposible mejorar las pensiones. Tiene que haber un esfuerzo de ahorro y entendemos que eso no es fácil, pero hay que hacerlo porque la gente va a tener muchos más años en edad de jubilación de los que se tenía hace unos años”, destacó.

[email protected]