En octubre de este año, la inversión de las afores en instrumentos estructurados (Certificados de Capital de Desarrollo y fideicomisos de inversión en bienes raíces, al registrar un alza de 5.9 %, con respecto al total de los activbos invertodos en este rubro.

Este fue el quinto mes en el que las administradoras aumentaron sus posiciones en estructurados.

Analistas de Banorte-Ixe califican este avance como un nuevo nivel máximo histórico dadas las condiciones de este mercado, además del apetito por los fibras.

Al cierre del décimo mes, el capital invertido en dichos instrumentos llegó a 148,900 millones de pesos, monto que al compararse con el igual lapso del 2014 representa un alza de 21.6% y 78.4% superior al 2013.

Un mes antes, la inversión de los institucionales se ubicó en cerca de 142,700 millones de pesos, lo cual en proporción de los activos totales del sistema de pensiones se ubicó en 5.8 por ciento.

Recursos en circulación

Los recursos en circulación de los CKD ascendieron a 84,100 millones de pesos al 19 de noviembre, un 3.2% más que el periodo anterior, precisa un análisis de Grupo Financiero Banorte-Ixe.

Del 6 al 17 de noviembre se llevaron a cabo cuatro nuevas colocaciones por un monto de 2,364 millones de pesos, correspondientes a la de Ignia, Finsa y Walton Street, y a dos emisiones de Artha Desarrolladora. Además de la llamada de capital por parte de GBM Infraestructura por 375 millones.

En contraparte, los recursos en circulación de los fibras, según documenta Banorte-Ixe, fue de 240,928 millones de pesos, desde la primera emisión en el 2011, hasta el 15 de junio del 2015.

Durante el tercer trimestre del año, las sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro (siefores) canalizaron 40,766 millones de pesos a proyectos productivos y empresas a través de CKD, ofertas públicas, colocaciones primarias de deuda y en fibras; este monto casi duplica al que se registró en igual periodo del 2014.

De acuerdo con un informe que envió la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro a la Cámara de Diputados, la mayor parte de estos recursos se destinaron a las colocaciones primarias de deuda con 31,000 millones de pesos; en los CKD, la posición de las siefores ascendió a 4,338 millones de pesos, en tanto que para ofertas públicas llegó a 2,353 millones de pesos; en esta última participaron en Elementia, con 403 millones de pesos, y en Nemak, con 1,950 millones de pesos.

Los CKD en los que las siefores destinaron recursos en el trimestre fueron: PMIC Latam, con 400 millones de pesos; CKD Infraestructura México, con 3,183 millones de pesos; NGM Credit I, con 740 millones de pesos; Banco Credit Suisse, con 2,287 millones de pesos; Northgate, con 122.9 millones de pesos, y Promecap, con 405 millones de pesos.

En octubre del 2014, el capital que destinaron las afores a las ofertas públicas, colocaciones primarias de deuda y fibras sumaron 29,817 millones de pesos.

Del total, 2,109 fueron para CKD, en fibras se invirtieron 2,701 millones de pesos, en tanto que para colocaciones primarias de deuda el monto ascendió a 25,006 millones.

Dinero barato

Las afores tomaron la decisión de reducir su posición en bonos de largo plazo, tras la preocupación que existe en torno al alza de la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal (Fed), coincidieron analistas.

Las afores mantenían en su posición bonos alrededor de 450,000 millones de pesos hacia el cierre de julio de este año, sin embargo, la tenencia de estos papeles se ajustó a la baja hasta llegar a 396,588 millones de pesos, un retroceso cercano a 12%, según datos publicados por el Banco de México.

En los últimos meses, la mayoría de las afores han mantenido cierta cautela en la compra de estos papeles, sobre todo a plazos de 20 y 30 años, debido a la sensibilidad que muestran estos instrumentos de inversión en relación al aumento en las tasas de la Fed.

El subdirector de análisis económico de Banamex, José Arnulfo Rodríguez San Martín, explicó que desde comienzos de año el alza de tasas de interés de la Fed ha sido un tema de preocupación para inversionistas.

En ese sentido, mencionó que las afores están muy expuestas a presentar minusvalías al momento de valuar sus posiciones a valor de mercado.

Las administradoras están destinando mayores recursos para comprar adcciones sobre todo de empresas de EU y Europa.

Las minusvalías serían coyunturales, aunque éstas podrían ser compensadas en su mayoría por la compra de otros instrumentos de inversión, como la compra de acciones, sobre todo en el exterior, que están dando buenos rendimientos , destacó. (Romina Román, Judith Santiago y Ricardo Jiménez)

valores@eleconomista.mx