Ni un nublado y turbulento clima financiero evitó que los grupos aeroportuarios, con operaciones en el mercado bursátil mexicano, aterrizarán con fuerza en el 2015, preparándose para un firme despegue este año.

A pesar de que los grupos aeroportuarios enfrentarán una difícil base de comparación, con menores tasas de crecimiento que el año pasado, las perspectivas siguen positivas para Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) y Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA).

Para este año, analistas de Vector Casa de Bolsa prevén un crecimiento moderado de 7.3% en el tráfico total de pasajeros con respecto a 12.9% proyectado en el 2015. Esto porque las aerolíneas nacionales aumentarían su capacidad en menor proporción a lo registrado hace 12 meses.

Por su parte, especialistas de Casa de Bolsa Intercam consideraron que los grupos aeroportuarios resultarían con mayores crecimientos orgánicos, incrementos de doble dígito en ingresos y utilidades, además de un fuerte crecimiento en el tráfico de pasajeros liderado por GAP, aunque las tres emisoras podrían registrar alzas similares a las de años previos.

Seguirá la volatilidad

Las firmas pilotearán bajo un escenario volátil por el alza en tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, bajos precios del petróleo y commodities, además de la desaceleración de la economía China e impacto en países emergentes y la depreciación moderada en el tipo de cambio; al menos es lo previsto para el primer semestre del año.

Aun así, la caída en los precios del crudo seguirá ayudando a las aerolíneas con precios bajos de la turbosina, uno de sus principales costos, para abrir nuevas rutas y aumentar la frecuencia en destinos con mayor demanda, así como incrementos en su flota de aeronaves, incentivos de los cuales l se beneficiarán los aeropuertos.

Todavía el sector tiene un panorama positivo. Hay presión a la baja en el precio del petróleo, lo cual alienta a las aerolíneas a seguir abriendo nuevas rutas porque baja el valor de la turbosina, su principal costo , explicó un analista que pidió no ser citado.

Agregó que las iniciativas por parte del gobierno federal para estimular el sector turismo en el país son motores que alentarán el desempeño de los aeropuertos.

En el 2015 se registraron 31 millones de viajeros internacionales y 80 millones de locales, según datos de la Secretaría de Turismo.

Adicionalmente, el analista comentó que un catalizador en el mediano plazo podría ser el inicio del tratado bilateral de transporte aéreo entre México y Estados Unidos, con el cual ya no habría restricciones en el número de vuelos de ciertas aerolíneas entre ambas naciones.

judith.santiago@eleconomista.mx