El proceso de reestructura financiera que inició Aeroméxico la semana pasada no representará afectaciones sustanciales para los grupos aeroportuarios del país, como Asur, GAP y OMA, explicaron analistas bursátiles.

“No vemos afectación significativa para los operadores de aeropuertos ante el proceso que sigue Aeroméxico bajo el Capítulo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos, por el contrario, éstos han tenido afectaciones por la coyuntura actual derivada de la pandemia del Coronavirus”, explicó Brian Rodríguez, analista de Monex Casa de Bolsa.

Lo mismo opinó Daniel Espejel, analista de Signum Research, pues dijo que, aunque Aeroméxico es uno de los principales clientes de los operadores aeroportuarios de México, otras líneas aéreas como Volaris, Interjet y VivaAerobus tienen mayor peso.

De hecho explicó que el total de los ingresos aeronáuticos de todo el 2019 significó un 10% en el caso de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), mientras que para el Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) apenas un 4.4 por ciento.

Aunque mencionó que al Grupo Aeroportuario Centro Norte (OMA) podría afectarle un poco más porque representa un 24.82% del total de sus ingresos aeronáuticos de todo el 2019.

Ambos analistas recordaron que GAP ha sido el único grupo que ha manifestado su apoyo público para Aeroméxico durante el tiempo que dure su reestructura financiera y le dará facilidades para que mantenga sus operaciones en las terminales aéreas que opera. El grupo que administra 12 aeropuertos, como el de Guadalajara y Tijuana, explicó que la proporción del tráfico de pasajeros operados en su red de aeropuertos representó el 10% al 31 de mayo de este año. También expuso que la aerolínea “no cuenta con saldos vencidos a la fecha”.

Brian Rodríguez reiteró que, al menos en el corto plazo, la reestructura financiera de Aeroméxico no afectaría a los grupos aeroportuarios, dado que la aerolínea ha garantizado continuar con la operación de sus rutas, aunque a menor escala.

Ventajas

Aeroméxico dijo que utilizará las ventajas del Capítulo 11 para fortalecer su posición financiera y liquidez, así como para proteger y preservar sus operaciones y activos e implementar los ajustes operativos necesarios para hacer frente al impacto del Covid-19.

La emisora también tiene planes, bajo este proceso de reestructura, de duplicar el número de vuelos que ofrece en México y cuadruplicar los internacionales durante julio en comparación con junio. Además, sigue en conversaciones para obtener un nuevo financiamiento preferencial que, de concretarse, junto con el efectivo disponible y sujeto a la aprobación de la Corte de Estados Unidos, le proporcionará suficiente liquidez para que cumpla con sus obligaciones futuras.

El especialista de Monex consideró que Aeroméxico podría recuperar los niveles del tráfico previos a la pandemia hasta el 2023, sin embargo, los vuelos van a seguir siendo demandados y durante estos tres años, la aerolínea podría quizá estar reduciendo costos.

Mencionó que la afectación también ha sido para el sector aéreo que tuvo que reducir la frecuencia de vuelos por el confinamiento y distanciamiento social para evitar la propagación del Covid-19.

Disminuye 84.6%

A la baja el tráfico de pasajeros de OMA en junio

El mes pasado, Grupo Aeroportuario del Centro Norte (OMA) presentó una fuerte caída en  el Tráfico Total de Pasajeros de 84.6%, según un análisis de Monex.

A nivel nacional reportó una caída de 83.8%, mientras que en el ámbito internacional representó un retroceso de 91.2 por ciento.

Los datos de junio representan  el periodo de mayor afectación  por la pandemia del Covid-19 (2T20), recordando que el 1T20 ya consideraba un   impacto en los resultados a consecuencia de las medidas que se implementaron en la industria por la pandemia.

A nivel nacional, las terminales aéreas que administra OMA presentaron cifras negativas, recordando que las medidas en el territorio nacional se implementaron a mediados de marzo. A nivel internacional, el escenario fue similar, ya que las medidas de diversos países cercanos estuvieron orientadas al cierre de fronteras, y las limitaciones de movilidad ante el avance de la pandemia en varios países.

Dice Monex que validando el sexto mes del año, en los últimos 12 meses el Tráfico Total de Pasajeros ha presentado un decremento de 17.6%, dato que refleja un buen inicio de año, pero con retos en marzo y en junio.

Pese a observar dicha tendencia, Monex espera que hacia el segundo semestre del año el tráfico de pasajeros muestre una paulatina recuperación, pero será clave que las medidas implementadas avancen.

Ahora la atención de Monex estará en la reapertura del transporte, además de actividades que implican traslados a nivel empresarial.

Por el momento Monex visualiza retos en lo que resta del año, bajo la línea que se observó los últimos meses.

Por ello se mantendrá atento a los resultados del segundo trimestre del 2020 para someter a revisión sus expectativas, recomendación y precio objetivo para fiales de este año. (Con información de Redacción)

[email protected]