La sólida demanda de pasajes sostuvo las ganancias de las aerolíneas estadounidenses aun cuando esas empresas están acosadas por la crisis de los aviones Boeing 737 MAX.

American Airlines informó el jueves que la elevada cantidad de viajeros le generó ingresos récord en el cuarto trimestre del 2019, pero ejecutivos de la compañía advirtieron que necesitarán volver a aplazar la posible utilización de los 737 MAX de su flota.

A la luz de los anuncios de Boeing, el jefe ejecutivo de American Airlines, Doug Parker, estimó que la utilización de los MAX sería posible a fines del verano o a comienzos del otoño boreal. Eso significa que los aparatos no estarán disponibles para el periodo de vacaciones estivales.

Southwest Airlines, el mayor cliente de la línea MAX, reportó una caída de ganancias en el cuarto trimestre pese a ingresos levemente mayores.

En American  Airlines, las ganancias del último trimestre del año pasado subieron 27.4%, a 414 millones de dólares. El volumen de negocios subió 3.4%, a 11,300 millones de dólares.

Previamente, la aerolínea estadounidense había estimado que la crisis de los MAX le costaría 540 millones de dólares de las ganancias brutas del 2019 debido a los miles de vuelos que debió cancelar.

Southwest, en tanto, reportó que sus ganancias trimestrales cayeron 21.4%, a 514 millones de dólares, mientras que los ingresos subieron ligeramente 0.5%, a 5,700 millones de dólares.

Calificación negativa

S&P Global Ratings colocó este jueves la calificación crediticia “A-” de Boeing en “vigilancia crediticia” con implicaciones negativas, citando un aumento en los costos y las salidas de efectivo del fabricante de aviones estadounidense debido a un nuevo retraso en la recertificación del 737 MAX a tierra.

La agencia de calificación indicó que espera que los fondos de operaciones de Boeing a la razón de deuda caigan por debajo de 30% en el 2020.

Lo anterior se dio luego del anuncio del fabricante del avión a principios de esta semana de que el 737 MAX no obtendrá la aprobación para un servicio de devolución hasta mediados de este año.

El miércoles, Fitch Ratings también redujo la perspectiva de Boeing a Negativa desde Estable, y afirmó la calificación crediticia de la compañía en “A-”, citando el riesgo regulatorio con respecto al momento del regreso al servicio del 737 MAX.