El presidente de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, dijo este miércoles que si bien hay "algo saludable" en las reformas estructurales que planea el gobierno entrante de Donald Trump, cualquier política fiscal nueva debe tener en cuenta la creciente deuda pública de Estados Unidos.

Kaplan instó a aplicar políticas "apropiadas" que se centren en alentar la productividad y el crecimiento de la fuerza laboral, pero que no sumen demasiada carga a los déficits presupuestarios y a la deuda, que ya están en avanzando a un ritmo insostenible.

El funcionario estimó un crecimiento del 2.3% para 2017, incluso sin incentivo fiscal, y dijo que la Fed debería poner fin a su política expansiva subiendo las tasas de interés y, posiblemente más adelante este año o el próximo, reducir el rojo de las cuentas del banco central.

Kaplan tiene derecho a voto este año en comité que fija la política monetaria de la Fed.

[email protected]