La adhesión de la OPEP+ con los recortes pactados en la producción de petróleo llegó al 99% en diciembre, dijeron el jueves a Reuters dos fuentes del grupo. La cifra es levemente inferior al 101% de noviembre.

A comienzos de febrero se celebrarán las reuniones de los comités técnicos y ministeriales de la OPEP.

La cifra final de cumplimiento del acuerdo podría variar levemente antes de las reuniones, advirtió una de las fuentes.

Por su parte, el petróleo cerró casi estable el jueves, después de que datos de la industria mostraron un sorpresivo aumento de los inventarios de crudo en Estados Unidos que revivieron las preocupaciones sobre la demanda relativas a la pandemia, pero la esperanza sobre el paquete de estímulos estabilizó los precios.

El crudo Brent subió 2 centavos o 0.04% a 56.10 dólares por barril. Los futuros del West Texas Intermediate cayeron 11 centavos o 0.21% a 53.13 dólares por barril, luego de dos días de ganancias por las expectativas de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, apruebe un enorme paquete de estímulo para hacer frente a la crisis causada por el Covid-19.

La mezcla mexicana de exportación perdió 24 centavos o 0.46% a 51.73 dólares por barril.

Los inventarios de petróleo de Estados Unidos aumentaron en 2.6 millones de barriles en la semana al 15 de enero, según el Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés), lo que se compara con las estimaciones de analistas consultados en un sondeo de Reuters de un descenso de 1.2 millones de barriles.

Los datos oficiales de la Administración de Información de Energía se conocerán hoy. "Si las cifras aplazadas de la EIA muestran una acumulación de petróleo crudo similar, sería el primer aumento visto desde principios de diciembre", dijeron analistas del banco ING.

El aumento de casos de Covid-19 en China, el mayor importador de petróleo del mundo, también pesó sobre los precios.

El gobierno de Pekín planea imponer requisitos estrictos de exámenes de Covid-19 durante la temporada de vacaciones del Año Nuevo Lunar, cuando se espera que viajen decenas de millones de personas, ya que lucha contra la peor ola de nuevas infecciones desde marzo de 2020.