Durante el 2019, los principales índices bursátiles de la Bolsa de Nueva York rompieron máximos históricos en diversas ocasiones; sin embargo, las tensiones comerciales y geopolíticas que llegaron a impactar ya no tendrán el mismo efecto para el 2020, coincidieron analistas.

Hoy se firmará la fase 1 del acuerdo comercial entre Estados Unidos y China, evento que ha generado tensiones y optimismo para los mercados estadounidenses en diversas ocasiones.

En lo que va del año, el Dow Jones acumula un avance de 1.41%, a 28,940 puntos; el S&P 500, 1.62%, a 3,283.15 puntos, y el NASDAQ Compuesto, 3.11%, a 9.251.33 puntos, según datos de Economática, y han tocado máximos en el año en diversas ocasiones.

Para Luis Alvarado, analista de Mercados de Banco Base, el punto crítico estará en los detalles del acuerdo, pues reiteró que la noticia ya ha tenido su principal efecto en los mercados.

“Definitivamente es algo positivo en general para la Bolsa, especialmente la estadounidense; sin embargo, lo importante no es la firma del acuerdo sino los detalles, que hasta ahora no se han dado a conocer y yo creo que el mercado va a estar bastante atento a lo que se haya logrado en este entendimiento”, mencionó Alvarado.

Agregó que hay ciertas cláusulas que podrían ya estarse esperando en esta relación comercial, siendo lo relevante el tiempo en que se podría llegar a una segunda fase, o solucionarse la guerra comercial que ya lleva más de año y medio.

Factores relevantes

“El tema del acuerdo EU-China ya está descontado por los mercados, sobre todo porque dieron el anuncio un par de días antes; lo que más estaría moviendo a los mercados en los subsecuente sería la entrega de resultados financieros (al cuarto trimestre)”, dijo Juan Rich Mena, director de Análisis y Estrategia de Grupo Financiero Bx+.

El especialista comentó que algunas emisoras, en especial los bancos, ya empezaron a divulgar sus informes trimestrales en Estados Unidos, y a finales de enero comenzarán a hacerlo las emisoras en México, siendo este factor el más importante para los mercados en el corto plazo, desde su perspectiva.

“Otros factores que tienen que ver con tasas de interés muy bajas, una expectativa de economía sólida en EU, perspectivas de que si las utilidades de las empresas el año pasado bajaron se espera que el próximo año sean más altas. Las condiciones en EU están dadas para que el mercado pueda volver a tener un buen desempeño, tal vez no tan espectacular como el del año pasado, pero todo apunta a que pueda ser un buen año para las bolsas”, precisó Carlos Ponce, socio fundador de Sin Excusas.

Riesgos y oportunidades

Amin Vera, director de Análisis Económico de Black Wall Street, destacó que estructuralmente habrá un cambio mínimo en las expectativas para el 2020; sin embargo, un factor favorable para México es la mejora cambiaria al tener un dólar debilitado y, por tanto, mayor fortaleza del peso.

“Respecto de las bolsas, creemos que puede haber un ajuste de hasta 5% después de la firma, porque al salir una noticia así, repuntan un poco más. Cuando el dólar baja, la Bolsa Mexicana de Valores tiende a subir, por lo que en general todas las empresas mexicanas tienden a beneficiarse de esto, porque un peso más fuerte en comparación con el dólar tiende a ayudar en la Bolsa”, explicó.

Un factor negativo para México es la competencia que representa para el flujo de exportaciones para el país norteamericano, Amin Vera explicó que el año previo nuestro país se posicionó como el principal socio comercial de Estados Unidos, resultado de la disminución en la balanza con China por los aranceles aplicados.

“México había estado aprovechando tres de sus empresas exportadoras como Alfa, Nemak, Orbia y Cemex, por ejemplo, principalmente empresas de manufactura, por lo que las negociaciones con China, más que ayudar, afectan a las empresas en México, porque regresa la competencia de China sin la ventaja de los aranceles de 15% que Trump había propuesto”, añadió.

[email protected]