Pekin- La actividad manufacturera en China se contrajo por sexto mes consecutivo en abril, dijo el HSBC, lo que refuerza la opinión de que el gobierno tiene que flexibilizar la política monetaria de la segunda economía mundial.

El índice PMI de los directores de compras --que mide las salidas de las fábricas- fue de 49.1 puntos en abril, contra 48.3 en marzo, dijo el banco británico en un comunicado.

Aunque se produjo una ligera mejoría con respecto al mes anterior, un índice inferior a 50 refleja una contracción y superior a este dato indica crecimiento.

El economista jefe del HSBC para China, Qu Hongbin, puso estos datos en una perspectiva positiva, al señalar que las medidas de política monetaria del gobierno están dando sus frutos.

"El hecho de que el índice PMI provisonal del HSBC tenga un nivel superior (en abril que en marzo) refleja que las medidas de flexibilización han empezado a dar resultados", dijo en el comunicado.

No obstante, advirtió que el " ritmo tanto de ventas como el crecimiento de la demanda sigue siendo bajo teniendo en cuenta un contexto histórico y el mercado laboral sigue bajo presión. Esto requiere medidas adicionales de flexibilización en los próximos meses".

Otros analistas piensan en la misma línea, y consideran que el gobierno necesitará una política monetaria más flexible, en particular, un recorte de las reservas exigidas a los bancos.

"La mejora del PMI ha redudico la preocupación sobre el crecimiento económico de CHina, pero no afectará la tendencia general de China para suavizar su política monetaria", dijo a la AFP You Hongye, analista de Essece Securities en Pekín.

La economía china creció 8.1% en el primer trimestre de este año, su nivel más bajo en casi tres años, lo que presiona a Pekín para que suavice su política monetaria.

Pekín ha recortado en dos ocasiones desde diciembre pasado el límite de las reservas exigidas con lo que se espera fomentar el crédito.

"Pese a una mejora ligera del PMI en abril, la lectura es todavía de contracción, lo que no indica una recuperación de la economía interna", dijo a la AFP Shen Jun, analista de BOC International.

La Federación china de logística y compras (CFLP), una organización cercana al gobierno, mide por su parte el índice PMI de los directores de compra, que publica a comienzos del mes siguiente.

Este índice oficial mostró una expansión de la actividad manufacturera en China en marzo (53.1), muy superior a los datos del HSBC.

El gobierno chino pretende reducir la dependencia de la economía de las exportaciones y de las inversiones y aumentar el consumo de los hogares, pero todavía está lejos de lograrlo.

El gobierno chino teme, sin embargo, que una relajación demasiado rápida incida en el aumento de la inflación, que aumentó ligeramente a 3.6% interanual en marzo, contra 3.2% en febrero.

ros