Nueva York - El ritmo de la actividad fabril en la región central de Estados Unidos se aceleró en enero desde el menor nivel en más de tres años el mes anterior, debido a un salto en los nuevos pedidos, mostró un informe divulgado este jueves.

El indicador de la sede de Chicago del Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) subió en enero a 55.6 desde 50.0 en diciembre, superando con facilidad la estimación de los economistas de 50.5.

Se trató de la mayor lectura desde abril del 2012.

La cifra revisada de diciembre había sido la menor desde septiembre del 2009. Una lectura sobre 50 indica expansión en la economía regional.

El indicador de nuevos pedidos avanzó a 58.2 desde 50.4, mientras que el componente de empleo trepó a 58.0 desde 46.8. Las cifras fueron las mayores desde marzo y junio, respectivamente.

El dato fue uno de los últimos sobre manufacturas regionales antes del informe nacional del ISM que será publicado el viernes, que se espera que muestre que el sector se expandió en enero, pero sólo levemente.

El reporte de Chicago fue más sólido que el dato divulgado este mes sobre el sector manufacturero en el estado de Nueva York y la zona norte de la Costa Este, pues ambos mostraron contracción.

Los mercados financieros no reaccionaron mayormente al dato. Las acciones estadounidenses subían levemente durante las transacciones de la mañana.

ros