La larga lista de los escándalos de Facebook ha despertado la preocupación entre los accionistas de la empresa. Entre ellos se encuentra que el presidente ejecutivo de la red social, Mark Zuckerberg, tiene mucho poder.

La plataforma fue utilizada para diseminar noticias falsas durante las elecciones, nutrir el discurso de odio en Myanmar y transmitir asesinatos. Facebook también se enfrenta a una multa de 5,000 millones de dólares por parte de la Comisión Federal de Comercio, por su supuesto fallo en proteger la privacidad de los usuarios.

El jueves 30 de mayo, durante la junta anual de accionistas de la empresa, ocho propuestas de estos, incluyendo algunos que querían limitar el poder de Zuckerberg, no fueron aprobadas. Los resultados no sorprenden, ya que el presidente ejecutivo tiene la mayoría del poder de voto sobre la empresa. Y esto se debe a que Zuckerberg, también presidente del Consejo de Directores de Facebook, es dueño de una clase de acciones conocida como Class B, que le dan 10 votos por acción.

Una de las propuestas de los accionistas fue que Facebook seleccionara un presidente de consejo independiente, y otra fue eliminar las acciones Class B.

Los llamados para limitar el control de Zuckerberg sobre Facebook no son una novedad, pero han aumentado a medida que los problemas de Facebook aumentan en temas como privacidad de datos y seguridad. Uno de los cofundadores de Facebook, Chris Hughes, ha pedido a las autoridades fragmentar Facebook, y el antiguo director de Seguridad de Facebook, Alex Stamos, ha dicho que Zuckerberg debe renunciar.

Durante la reunión, Zuckerberg dio a entender que no tiene planes de ceder su control sobre la compañía, pero que seguirá insistiendo en obtener más regulación gubernamental.

“Creo que la gran pregunta que necesitamos responder es cuál es el marco de trabajo correcto”, dijo.

En lo que va del año, el precio de las acciones de Facebook, que cotizan en el NASDAQ Compuesto, ganan 39.61%, a 183.01 dólares.

[email protected]