Londres - Las acciones europeas tocaron mínimos de cuatro semanas y siguieron alejándose de los máximos de 13 meses tocados la semana pasada, al disminuir las expectativas de que el presidente de la Reserva Federal de señales de un inminente estímulo monetario en un discurso.

Sin embargo, analistas dijeron que el mercado probablemente no caiga abruptamente tras el discurso en la reunión anual en Jackson Hole, pues los inversionistas se focalizarían en los esfuerzos del Banco Central Europeo para combatir la crisis de deuda en la zona euro.

"La gente está empezando a darse cuenta de que no va a haber mucha acción a partir de la reunión en Jackson Hole. Pero no espero una venta masiva tampoco pues el mercado está esperando una acción positiva de parte del Banco Central Europeo", dijo James Butterfill, estratega de bolsas globales de Coutts.

Las cifras del juees mostraron que el gasto del consumidor estadounidense tuvo su mayor aumento en cinco meses, lo que dio esperanzas de que el crecimiento económico repuntaría este trimestre.

Los analistas dijeron que el bajo nivel de negocios en este período de vacaciones de verano también exageró los movimientos. El volumen de negocios en el FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas fue sólo 59% del promedio diario de los últimos 90 días.

El índice FTSEurofirst 300 cerró con caída 0.77%, a 1,077.93 puntos, tras tocar un mínimo intradía a 1,075.64, el nivel más bajo desde inicios de mes. Sin embargo, el índice todavía acumula un alza 7.8% en el año y subió casi 14% desde el mínimo anual tocado en junio.

El automotriz fue el sector de peor desempeño, con un retroceso 4.3% presionado por una débil perspectiva para el sector, que pugna por mantener su crecimiento de ventas en momentos en que el crecimiento económico global se desacelera.

Las acciones de las automotrices alemanas Daimler y Volkswagen cayeron 5.5 y 4% respectivamente, poniendo presión sobre el referencial alemán DAX, que retrocedió un 1.6 por ciento.

En tanto, el IBEX español perdió 1.5%, y el FTSE MIB de la bolsa de Milán retrocedió 1.1 por ciento.

Algunos analistas sugirieron que los inversionistas deberían seguir focalizándose en las acciones de sectores defensivos con precios atractivos y sólidas hojas de balance hasta que hubiera cierta claridad sobre los posibles movimientos de la Fed y del BCE.

El mercado espera que el presidente del BCE, Mario Draghi, revele las condiciones del compromiso del banco para intervenir en el mercado de bonos en su reunión de la próxima semana, consensuando con el reticente Bundesbank alemán el plan y al mismo tiempo evitando condiciones que anulen su efectividad.

LLC