Las acciones europeas cerraron este lunes en un mínimo de cinco semanas, acumulando pérdidas en lo que va del año, por una baja de la calificación de deuda de Grecia y de las perspectivas para Italia que avivaron el temor por la enorme deuda en la zona euro y apagaron el apetito por el riesgo.

El índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 cerró extraoficialmente con una baja de 1.6% a 1,177.81 puntos, en su punto más bajo desde mediados de abril.

El referente bursátil acumula en el año una baja de 0.3 por ciento.