Las bolsas europeas subieron este viernes luego de que los líderes de Alemania y Francia dieron indicios de algunos progresos para una nueva ayuda financiera a Grecia, pero igualmente cerraron su séptima semana consecutiva de pérdidas, la racha negativa más larga en tres años y medio.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 de las principales acciones de la región cerró provisionalmente con un alza de 0.3% a 1,087.89 puntos. Sin embargo, acumuló una pérdida de 0.2% en la semana, luego de no poder superar su máximo intrasemanal.

Las acciones de bancos de países de la periferia de la zona euro fueron las destacadas de la jornada, y el índice Thomson Reuters del sector subió 5.8%, mientras que el índice STOXX Europe 600 de bancos ganó 1.5 por ciento.

La canciller alemana Angela Merkel respaldó un nuevo paquete de ayuda para Grecia basado en la llamada "Iniciativa Viena", que podría incluir una participación voluntaria del sector privado, una propuesta que también apoya el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy.

"Los comentarios de Merkel y Sarkozy han ayudado, señal clave de que lo que el mercado ha estado buscando es la unidad política", dijo Veronika Pechlaner, gerenta de fondos bursátiles europeos de Ashburton.