Las fusiones y adquisiciones corporativas dieron algún alivio el jueves a las acciones europeas tras la ola de ventas lideradas por los papeles tecnológicos que sufrieron las bolsas de todo el mundo esta semana, pero de todas maneras el índice STOXX 600 cerró su peor trimestre de los últimos dos años.

El STOXX 600 terminó marzo con una nota positiva al registrar un alza del 0.44% el jueves, pero en el trimestre perdió un 4.7% pese al fuerte repunte que vivieron las acciones a comienzos de marzo en las principales bolsas del mundo.

El trimestre terminó resultando un duro reto para los mercados bursátiles, golpeados por oleadas de volatilidad, las tensiones crecientes por disputas comerciales, y la ansiedad generada por el sector tecnológico.

En Europa, la desaceleración de los indicadores económicos ha sido tomada como una señal de "vender" para los inversores en acciones, que el año pasado disfrutaron de un mercado alcista por esperanzas de un crecimiento económico más fuerte.

El sector automotriz lideró las ganancias. Las acciones de Renault se dispararon un 5.7%, a máximos en más de 10 años, luego de que Bloomberg reportó que la compañía francesa estaba en negociaciones para fusionarse con Nissan.

El optimismo se contagió a otros valores del sector, con alzas de entre 3.4 y 4.4% en Daimler, Peugeot, Porsche y Volkswagen.

Noticias de fusiones también impulsaron otros movimientos. Las acciones de GKN subieron un 9% luego de que Melrose Industries anunció que había logrado la adquisición por 8,000 millones de libras esterlinas (11,000 millones de dólares) de la firma de ingeniería británica.

En cambio, las acciones de Sodexo se hundieron un 15.7% después de recortar sus proyecciones de ventas y márgenes de rentabilidad anuales tras reportar un resultado en el segundo trimestre más débil que lo esperado.

erp