Londres - Las acciones europeas cerraron estables este miércoles ya que los inversionistas evitaron realizar grandes apuestas antes de la reunión del jueves del Banco Central Europeo, en la que se anunciaría un plan de compra de bonos.

Las acciones rebotaron en las transacciones de la tarde tras un reporte de un medio que dijo que el BCE planeaba comprar un monto ilimitado de deuda a corto plazo para aliviar la crisis de la región, pero en la modalidad esterilizada.

El índice FTSEurofirst 300 cerró en 1,079.42 puntos, después de tocar su punto más bajo desde inicios de agosto a comienzos de la sesión.

Las acciones de BP cayeron cerca de 4.0%, el mayor descenso entre los grandes valores europeos, después de que el Departamento de Justicia europeo intensificara la retórica contra la petrolera por el vertido de crudo en el Golfo de México en el 2010, describiendo en documentos judiciales ejemplos de lo que considera "burdas negligencias".

Datos publicados el martes en Estados Unidos mostraron la contracción más rápida en el sector industrial en más de tres años en agosto, mientras que datos publicados el miércoles indicaban que la caída de la economía que se inició en los países menores y periféricos de la eurozona está comenzando a afectar a Alemania, la mayor economía de la región.

Las leves subidas de este miércoles se sostenían ante la expectativa de que el BCE anuncie medidas decisivas para frenar la crisis de deuda europea tras la reunión de su consejo de gobierno el jueves.

Se espera que el BCE anuncie un plan para comprar bonos de España e Italia con el fin de bajar los costos de endeudamiento de los dos países y relajar así las tensiones de la crisis, aunque es posible que no aporte demasiados detalles concretos de su estrategia con el fin de mantener la presión sobre los dos países en materia de consolidación fiscal y reducción de deuda.

Rob