Las acciones europeas cerraron con caídas el martes, luego de tocar su nivel más bajo en más de dos años durante la sesión, por las preocupaciones de cuál será el impacto sobre los bancos de un periodo prolongado de tasas de interés bajas.

Las bolsas europeas cerraron el martes con pérdidas, lastradas por las dudas sobre el sector bancario y la incertidumbre sobre la economía mundial en general.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300, que se derrumbó 3.40% el lunes, cerró extraoficialmente con una caída del 1.42%, a 1,222.11 unidades. Durante la sesión cayó hasta un piso a 1,207.85, su nivel más bajo desde septiembre del 2013.

NOTICIA: UE recorta su previsión de crecimiento por riesgo de emergentes

El índice de bancos europeos bajó 3.71%, revirtiendo las ganancias tempranas y luego de hundirse 5.60% el lunes.

"El ánimo es claramente negativo. Lo que se necesita es un mensaje fuerte y claro del BCE", dijo el jefe de análisis de mercado de Activtrades, Carlo Alberto De Casa.

Las acciones de Deutsche Bank cayeron 4.27 por ciento. El lunes el banco alemán dijo que tiene reservas "suficientes" para cancelar los pagos de este año por sus títulos AT1. Sus acciones se derrumbaron 9.50% el lunes por dudas sobre su capacidad de pago.

NOTICIA: Desempleo europeo, en su nivel más bajo desde 2011

Las acciones de UniCredit perdieron 7.91% después de que los resultados mejores a los esperados no lograron tranquilizar a los inversores. Las acciones de Credit Suisse, UBS y Barclays cayeron más de 4.50 por ciento.

El FTSE-100 de Londres perdió 0.88%, el Dax 30 de Fráncfort 1.11%, el CAC 40 del mercado parisino 1.69%, el FTSE Mib de Milán 3.21% y el Ibex 35 de Madrid 2.39 por ciento.

"La inquietud en el mercado es general", observa Andrea Tuéni, analista de Saxo Banque.

NOTICIA: UE e Italia llegan a acuerdo sobre créditos vencidos

Múltiples factores deprimen a los mercados: debilidad de los precios del petróleo, malos indicadores económicos, y ahora la caída de los valores bancarios.

Los temores se centran en los últimos días en los bancos, que están bajo presión frente a tasas de interés bajas.

"El mercado teme que la combinación de la crisis del petróleo, de la ralentización de la economía y de las tasas de interés bajas resulten en una cesación de pagos" de varios bancos, sobre todo en países del sur de Europa, explica Tuéni.

Con información de Reuters y AFP

frm