Londres - Las acciones europeas cerraron en alza este miércoles e índices bursátiles claves superaron el rango de consolidación de la semana pasada, impulsadas por una serie de resultados corporativos positivos y una menor preocupación en torno a la crisis de deuda de la zona euro.

Las acciones de la cervecería Heineken estuvieron entre las destacadas de la jornada tras reportar resultados del 2012 favorecidos por su exposición en mercados emergentes.

La confianza en Europa mejoró también, gracias a la fuerte demanda en una subasta de bonos italianos –a pesar de la incertidumbre que rodea a las elecciones de la semana próxima en ese país– y a los datos de la producción fabril de la zona euro que confirmaron una lenta recuperación.

"Estamos viendo aparecer cierto optimismo económico, y ese es el motivo por el cual el mercado está subiendo.

Estamos tratando de compensar lo que perdimos la semana pasada , dijo Oliver Roth, operador principal en Close Brothers Seydler.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con un alza de 0.36%, a 1,165.61 puntos, alcanzando su cierre más alto desde las fuertes ventas del 4 de febrero disparadas por preocupaciones de origen político en Italia y España.

El índice británico FTSE 100 avanzó 0.33%, con una subida que se aceleró cuando quebró su pico de enero.

El alemán DAX también tuvo un buen desempeño, con un alza del 0.67%, y cerró por encima de un nivel técnico de resistencia.

En cuanto a los diferentes sectores, el minero estuvo entre los más destacados.

En cambio los bancos -que también suelen tener un buen desempeño en momentos de mayor apetito por el riesgo- quedaron relegados, arrastrados por las noticias de una pérdida mayor a la esperada de Societe Generale en el cuarto trimestre.

Dado que alrededor de dos tercios de los bancos europeos deben aún reportar sus resultados, las noticias desanimaron la confianza sobre el sector en su conjunto.

De las compañías del STOXX 600 que ya han reportado ganancias del 2012, aproximadamente un 40% ha incumplido las expectativas en comparación al 29% de sus pares estadounidenses en el S&P 500.

EGV