Las acciones europeas cerraron en baja este lunes en una jornada de poco volumen por feriados en Estados Unidos y Reino Unido y se encaminan a cerrar el mes con pérdidas ante los temores por la crisis de deuda de la zona euro.

Las acciones de los operadores de plantas nucleares RWE y E.ON cayeron 1.7% y 2.3% respectivamente, tras el anuncio de Alemania de cerrar todos sus reactores para el 2022.

El índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 cerró con una baja de 0.1% a 1,132.71 puntos, ubicándose el índice del volumen en tan sólo 57.8% de su nivel diario promedio de 90 días.

El índice está en camino de terminar el mes con una caída en torno a 2% por la preocupación de los inversionistas por la posibilidad de una reestructuración de la deuda griega o de un incumplimiento de pago, así como al contagio a otros países endeudados de la región.

Funcionarios de la Unión Europea dijeron que estaban trabajando en un segundo paquete de rescate para el país, mientras que uno de los miembros del comité ejecutivo del BCE, Lorenzo Bini Smaghi, dijo en un medio de comunicación que una reestructuración de la deuda griega sería como una "pena de muerte".

"La atención todavía está en Grecia y el temor al incumplimiento de pagos. Los inversores están esperando a ver que ocurrirá a continuación", dijo Markus Huber, agente de bolsa senior de ETX Capital.

A pesar de los temores sobre la crisis de deuda de la zona euro, el equipo de investigación de activos de Societe General aconsejó tomar una posición larga en el índice Euro STOXX 50 ya que gran parte de las malas noticias ya ha sido internalizada por los mercados accionarios de Europa.

Desde el punto de vista positivo, las compañías de energía renovable obtuvieron un impulso tras la decisión del Gobierno alemán de cerrar los reactores nucleares.

Los papeles de SolarWorld, SMA Solar, Nordex, Q-Cells, Phoenix Solar, Renewable Energy Corp y Vestas subieron entre 2.7 a 13.3 por ciento.

En cuanto a las noticias negativas, Commerzbank cayó 2.9% ante el recorte del precio objetivo por parte de JP Morgan.