Londres - Las acciones europeas cerraron este jueves una sesión volátil con descensos luego de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE) decepcionó a los inversionistas que estaban esperando nuevas medidas, tras sus promesas la semana pasada de hacer "lo que sea necesario" para defender al euro.

Mario Draghi declaró que cualquier nueva medida del BCE, que dejó la tasa de interés sin cambios, estaba condicionada a que los gobiernos de la zona euro usen primero sus fondos de rescate, y dijo que el banco evaluaría medidas no convencionales para controlar la crisis de crédito.

Los inversionistas, que habían hecho subir las acciones antes de los dichos de Draghi esperanzados en algún tipo de estímulo, se apuraron por desprenderse de las acciones y el índice FTSEurofirst 300 cerró provisionalmente con una caída de 1.05%, a 1,056.98 puntos.

El índice IBEX de la bolsa española se desplomó 5.2%, mientras que su par italiano FTSE MIB lo acompañó con una caída de 4.6 por ciento.

Los bancos de la zona euro, que están expuestos a varios países altamente endeudados de la región, fueron los que más sufrieron durante la jornada. El índice del sector cayó 6.2%, y las acciones del español Banco Santander retrocedieron 6.7 por ciento.

Otros sectores relacionados con el crecimiento también perdieron terreno. Las acciones de automotrices perdieron 2.3%, y las del sector constructor cayeron 2 por ciento.

Rob