Las acciones europeas subieron este martes, impulsadas por el sector bancario, al considerarse que no sufrirían una pérdida inmediata en el valor de sus tenencias de deuda griega, al tiempo que las mineras avanzaron tras datos chinos que avivaron esperanzas de crecimiento.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 subió 0.8% y cerró a 1,149.62 puntos, su cierre más alto en una semana, luego de que las preocupaciones sobre la deuda de la periferia de la zona euro habían provocado descensos en los mercados europeos en la sesión previa.

El índice se ha mantenido en un rango definido por su máximo del 2011 registrado a mediados de febrero y un mínimo de mitad de marzo.

"Hay una opinión de que si va a haber una reestructuración de deuda, va a ser ordenadamente", dijo Bob Parker, asesor de Credit Suisse.

"Hubo un temor la semana pasada de que los inversionistas y los bancos tendrían que implementar un pase a pérdida en el futuro muy cercano. Creo que va a haber una reestructuración de deuda pero a comienzos del año próximo, y que cualquier impacto será amortizado no en lo inmediato, lo que es muy importante", agregó.

Las acciones de bancos griegos subieron 5.4%, con un alza de 9.3% en las del Alpha Bank.

Los papeles de otros bancos que subieron fueron los de los franceses BNP Paribas y Societe Generale y del italiano Unicredit, cuyas acciones ganaron entre 2.1 y 2.3 por ciento.

"Creemos que las acciones van a subir, pero no mucho, y habrá algo de negocios en los márgenes. Nuestra actitud es focalizarnos en los sectores con alto rendimiento, defensivos, y grandes capitalizaciones", dijo Parker.

Casi todos los sectores subieron este martes, y entre ellos se destacó el minero por esperanzas de una mayor demanda de materias primas, luego de que China reportara un superávit comercial mayor que el esperado.

El índice STOXX Europe 600 de recursos básicos subió 1.5 por ciento. Las acciones de Rio Tinto, BHP Billiton y Xstrata ganaron entre 1.6 y 2.4 por ciento.

En las bolsas locales, el índice británico FTSE 100, el alemán DAX y el francés CAC40 cerraron el día con alzas de entre 1.1 y 1.3 por ciento.