Las constructoras de vivienda Geo, Homex, Sare y Urbi se derrumban en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). En conjunto, el desplome de sus acciones representa pérdidas por 773.8 millones de pesos en capitalización de mercado en tan sólo dos días.

Analistas que siguen a las empresas coinciden en que el sector no es lo suficientemente interesante para los inversionistas, incluso han decidido retirar sus apuestas porque no encuentran el valor que premie el riesgo.

El sector en general, aunque hay excepciones, no es interesante para los inversionistas. El martes pasado fue el rebalanceo de fondos y probablemente algunos de ellos decidieron vender sus posiciones , explicó Guillermo Delgado, director de Operaciones de Black Wallstreet Capital México.

Incluso, dijo que en el corto plazo se podrían seguir viendo fuertes bajas porque no hay apetito por parte de los inversionistas.

Geo, la peor

Geo encabeza la lista con el mayor desplome desde que reinició cotizaciones en diciembre del 2015 a un precio de 10 pesos por título, luego de que sus operaciones fueron suspendidas en el 2013 en la BMV y haber entrado a un proceso de concurso mercantil.

Tan sólo en la cotización del martes y las acciones de la desarrolladora de vivienda acumularon una caída de 42.85%, lo que equivale una pérdida de alrededor de 569 millones de pesos en su capitalización de mercado.

Hoy vale 758.3 millones de pesos en la Bolsa.

Los papeles de Geo se intercambian en 1.8 pesos por cada uno.

Cerraron con una caída de 28.29% y el martes ésta fue de 20.32 por ciento.

Como efecto dominó, sus pares Homex, Sare y Urbi también sufrieron el contagio, al registrar una tendencia bajista. Ellas también regresaron hace alrededor de un año a cotizar en la BMV.

Homex, quien en todo el 2016 escrituró 1,484 viviendas con un precio promedio de 573,000 pesos, ha resentido los efectos de la aversión al riesgo de los inversionistas. Sus papeles han retrocedido, en el periodo referido, 14.5%, a un precio de 86 centavos, equivalente a una pérdida de 61.7 millones de pesos en su capitalización.

Para Urbi, quien se compromete a generar ingresos por alrededor de 1,300 millones de pesos para este año, la caída de 7.82% en el valor de sus papeles le han valido 60.4 millones de pesos menos a su capitalización bursátil. Sus títulos se intercambian en 4.6 pesos.

Las dos caídas que hiló Sare se han traducido en pérdidas en valor de mercado de 82.9 millones de pesos. En la jornada del martes y miércoles, sus títulos acumularon un retroceso de 13%, al negociarse a un precio de 12 centavos por unidad, desde los 13 centavos previos a las caídas.

Fuerte golpe

Lo que estamos viendo hoy en Bolsa es algo inusual, es un golpe fuertísimo, particularmente para Geo , explicó Luis Garinian, portfolio manager de Marlin Capital México, firma de análisis y consultoría financiera.

Agregó que Geo trae focos rojos en su reporte, lo que más impresiona es su caída en ventas de 38% en el cuarto trimestre del 2016 comparado con igual lapso del 2015, un porcentaje alarmante si se le suma la pérdida neta de 2,793 millones de pesos registrada en el periodo.

Los especialistas recomiendan permanecer fuera del sector, en tanto no haya un catalizador que impulse a dichas emisoras. Esto a pesar de que el precio de las acciones de emisoras como Homex o Sare, que rondan los 86 y 12 centavos, respectivamente, parecería atractivo para participar como una inversión patrimonial de largo plazo, a cinco o 10 años.

El sector de vivienda no gusta, mantendríamos recomendación de Venta porque es una inversión bastante arriesgada en un entorno de alzas en las tasas de interés, lo cual va a repercutir en la venta de casas y, por tanto, en sus ingresos , dijo Garinian.

Finalmente, Delgado explicó que por el momento es recomendable estar fuera del sector y conseguir precios mejores en dos o tres meses o hasta que haya un catalizador que pueda alentar un poco las compras o la inversión.

No todo está perdido para las desarrolladoras

De las ocho empresas desarrolladoras de vivienda que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores no todas pierden, manteniendo el precio de sus acciones estables, por lo que analistas las mantienen como una opción de inversión.

Ara es de las emisoras del sector de vivienda que para los analistas ha logrado manejar con prudencia sus finanzas y ha diversificado el desarrollo de viviendas en los segmentos medio y residencial, esto ha permitido que sus acciones se mantengan defensivas.

Sus papeles se recuperaron de la caída registrada en la cotización del martes pasado cuando retrocedieron 2.89%, a un precio de 6.05 pesos por unidad. En la jornada del miércoles cerraron con un avance de 1.98%, a un precio de 6.17 pesos cada uno.

En un entorno de alzas de tasas de interés, Ara es una emisora atractiva porque tiene una amplia reserva territorial y está diversificada en nichos menos vulnerables a efectos de ciclos económicos y de tasas de interés al alza , dijo Luis Garinian, portfolio manager de Marlin Capital México, firma de análisis y consultoría financiera.

Vinte, que a finales de septiembre del año pasado listó sus acciones, mantiene la cotización de sus papeles sin cambios. Sus títulos se negocian al mismo precio de su debut, a 26.32 pesos cada uno.

El nuevo niño de la cuadra , dicen analistas de Actinver Casa de Bolsa, es una opción atractiva de inversión en el sector de vivienda en México porque desarrolla más viviendas del segmento medio y residencial y se colocan con precios de 500,000 a 3 millones de pesos. Registra la mayor rentabilidad en el mercado, con un ROE (Return on Equity) estimado para los próximos años de 19% y con reserva territorial para seguir con su expansión.

IFT

judith.santiago@eleconomista.mx