Wall Street cayó este martes 28 de abril, en una sesión en que los inversionistas se alejaron de las acciones de mayor crecimiento y optaron por los papeles cíclicos, en medio de esperanzas de una reactivación económica mientras los estados comienzan a relajar las restricciones promulgadas para combatir la pandemia de Covid-19.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 32.23 puntos, o 0.13%, a 24,101.55 unidades; el S&P 500 perdió 15.09 puntos, o 0.52%, a 2,863.39 unidades; mientras que el Nasdaq Composite bajó 122.43 puntos, o 1.4%, a 8,607.73 unidades.

Si bien las acciones tecnológicas arrastraron a los tres principales índices bursátiles de Estados Unidos a territorio negativo, éstos se mantienen a menos del 20% de los máximos históricos alcanzados en febrero.

"El mercado bursátil hoy es sobre el dinero que sale de la tecnología y entra en papales de valor económicamente sensible, cuyos precios han sufrido más", dijo Tim Ghriskey, estratega jefe de inversiones de Inverness Counsel en Nueva York.

"La sensación de que los estados se están abriendo y de que la economía está comenzando a crecer nuevamente está causando esta rotación", añadió.

A las empresas más pequeñas les ha ido mejor que a las grandes en los últimos días, ya que se beneficiarán más de la reducción de las medidas estatales de confinamiento. El índice The Russell 2000, que rastrea a compañías de pequeña capitalización, registró su quinto avance consecutivo.

Pero en momentos en que los casos de coronavirus en Estados Unidos superan el millón, un modelo predictivo citado a menudo por funcionarios de la Casa Blanca advirtió que el número de muertos en el país podría aumentar más de lo previsto si los estados reabren prematuramente sus economías.

La temporada de ganancias del primer trimestre está entrando en su clímax. Actualmente se espera que las ganancias del S&P 500 bajen un 14.8% respecto al 2019, un giro radical desde el crecimiento anual del 6.3% que se pronosticaba el 1 de enero, según datos de Refinitiv.

kg