Las acciones de Toyota Motor Corp cerraron el miércoles con una fuerte alza de 6.06% a 4,815 yenes, en máximos de 52 meses, después de que la automotriz japonesa elevó su previsión de utilidades anuales, apostando a un incremento de las ventas en el mercado estadounidense y a un impulso por el debilitamiento del yen.

Fue la acción que más se negoció de las principales, en términos de volumen.

La firma, que entregó un número récord de autos el año pasado, elevó su proyección de ganancias netas para el año a marzo en más de 10% a 860,000 millones de yenes (9,200 millones de dólares) por ventas sólidas del sedán Camry y otros vehículos.

RDS