Las acciones de la fabricante de autos eléctricos Tesla subieron 1.69% en las operaciones bursátiles del lunes, a 296.74 dólares cada una, muy cerca de su nivel de resistencia de 300 dólares, en la víspera de su junta anual de accionistas a celebrarse este martes en California.

Business Insider publicó que los inversionistas de Tesla votarán sobre el futuro de tres miembros de la junta directiva, quienes han estado bajo un estricto escrutinio, al tiempo que Tesla hace todo lo posible para ser rentable.

Según la publicación, estos inversionistas mueven sus piezas para quitarlos de sus cargos.

Kimbal Musk, dueño de una pequeña cadena de restaurantes de comida orgánica, entre otros negocios, y que además es hermano del presidente de la compañía Elon Musk, ha sido miembro del consejo directivo de Tesla desde el año pasado.

Un grupo prominente de inversionistas que representa, entre otros, al sindicato de pensiones de Tesla (CTW Investment Group), dice que no hay razón alguna (además del nepotismo) para que Kimbal Musk permanezca dentro de la junta directiva.

Su argumento es que el hermano de Musk “carece de experiencia dentro de la industria automotriz, además de que demostró ser ineficaz cuando fue director de Chipotle”.


valores@eleconomista.mx