El fabricante estadounidense de automóviles eléctricos Tesla contabilizó un volumen mundial de ventas de 95,200 unidades durante el segundo trimestre del año, lo que supone un récord histórico y un incremento de 133% en comparación con el mismo período del año anterior, según datos publicados por la empresa.

Entre abril y junio de este ejercicio, la corporación que dirige Elon Musk también logró una cifra histórica de producción, con un volumen de 87,048 unidades, lo que se traduce en una progresión de 63% respecto al año previo.

La firma californiana destacó que en el segundo trimestre del año experimentó un “significativo progreso” en la mejora de su logística mundial, contabilizando grandes volúmenes de producción, así como registrando eficiencias de costos y reforzando la posición de capital de trabajo.

Entre abril y junio de este año, la empresa automovilística comercializó 17,650 unidades de los Model S y X, mientras que las entregas del Model 3 se situaron en 77,550 unidades durante el segundo cuarto del ejercicio actual.

Tesla cerró el segundo cuarto del año actual con un volumen de fabricación de 14,517 unidades del Model S y X, al tiempo que la cifra industrial del Model 3 se estableció en 72,531 unidades.

Ante estos registros y contabilizando el volumen de pedidos recibido, Tesla estima que durante el tercer trimestre del 2019 continuará el crecimiento de sus volúmenes de producción y también de sus matriculaciones mundiales.

Los analistas observan un acomodo en la operación y la logística, ya que todo se fabrica en la planta de Fremont, California, para su entrega en todo el mundo. Esto significa que las decisiones de Musk, como aquella de la reducción de gastos hardcore, han funcionado y van por buen camino.

Las acciones de Tesla, que llegaron a ganar hasta 8%, cerraron este miércoles con una subida de 4.61% en Wall Street. No obstante, en lo que va del año registran una caída de 29.4 por ciento.