Snap tuvo su peor sesión en Bolsa desde que se volvió pública en marzo de este año. Las acciones de la matriz de la red social Snapchat retrocedieron 21.45% a un precio de 18.05 dólares por unidad en la Bolsa de Nueva York; su punto más bajo desde su Oferta Pública Inicial (OPI), que fue de 17 dólares.

La caída de Snap se tradujo en una disminución de su valor de mercado de 5,750 millones de dólares, para ubicarse en 20,840 millones de dólares; el 9 de mayo, la capitalización de la emisora era de 26,610 millones de dólares.

El descenso en el precio de los papeles de Snap se produjo a raíz de su reporte trimestral, que terminó por decepcionar al mercado. Uno de los datos en el reporte financiero que alarmó a los inversionistas fue que la utilidad neta presentó una pérdida de 2,200 millones de dólares, una pérdida mayor comparada con los 104 millones de dólares de hace un año.

Otra alerta para Snap proviene de Facebook, que una vez hizo una oferta de 3,000 millones de dólares por Snapchat; ha elevado la competencia, convirtiendo a las cámaras en un elemento central de sus aplicaciones y ofreciendo características similares a las de Snap en sus plataformas, incluyendo Instagram y WhatsApp.

La compañía dijo recientemente que Instagram Stories ya había alcanzado 200 millones de usuarios activos diarios.

Ante el panorama complejo de Snap, algunos analistas empezaron a ajustar la perspectiva que tienen de las acciones de la emisora. De los 35 analistas que le dan seguimiento a Snap, 16 recomiendan Mantener sus acciones; ocho, Compra; seis, Vender; cuatro, Fuerte Compra, y uno, Fuerte Venta.

En cuanto al precio objetivo, el espectro es amplio. El mayor precio objetivo para las acciones de Snap se ubica en 31 dólares; el precio objetivo más bajo es de 9 dólares.

[email protected]