Las acciones de Petrobras, golpeada por un caso de corrupción, se disparaban más de 8.00% el martes en la bolsa de Sao Paulo luego de que medios locales publicaran que la presidenta de la estatal, Graóa Foster, será reemplazada.

Los papeles preferenciales subían 8.89% negociadas a 9.43 reales y los ordinarios ganaban 8.28% a 9.28 reales hacia las 14H00 GMT. Con esta fuerte alza la bolsa paulista avanzaba 2.53% a 48,854 puntos.

"No hay otro factor que pueda haber desencadenado esta alza tan fuerte, sólo la versión de prensa de que habría este cambio tan necesario en Petrobras", comentó a la AFP Alex Agostini, economista de la calificadora de riesgo Austin Rating en Sao Paulo.

"No hay hechos concretos hasta ahora, las acciones están subiendo a causa de los rumores, de la expectativa", apuntó.

El analista André Leite, de TAG Investimentos, comentó que "ayer lunes se supo que el ministro (de Hacienda Joaquim) Levy estuvo en Sao Paulo buscando sustitutos" para la presidenta de Petrobras.

"Es una buena noticia para la empresa, (...) que pongan un nombre creíble, un nombre competente para hacer una reestructuración de la empresa", señaló Leite en declaraciones a la AFP.

Contactada por la AFP, la secretaría de prensa del gobierno brasileño dijo que "niega las informaciones publicadas sobre Graóa Foster".

Según publica este martes el diario Folha de Sao Paulo, sin identificar fuentes específicas, la presidenta brasileña Dilma Rousseff decidió sacar a Foster de su puesto después de "convencerse de que la posición de la ejecutiva es insostenible".

Rousseff ha respaldado públicamente la gestión de Foster en el pasado.

La mayor compañía brasileña está sumida en el peor escándalo de corrupción de su historia, que la semana pasada la llevó a anotar otro capítulo negro tras la publicación el miércoles de su balance financiero del 3T de 2014 sin incluir los efectos contables por este caso.

El informe -que tampoco tuvo el aval de una auditoría internacional- no satisfizo al mercado ni a los analistas y las acciones de la estatal se derrumbaron en la bolsa.

Según los antecedentes de la investigación en curso, grandes constructoras brasileñas formaron un cartel con el que pagaban sobornos a cambio de millonarios contratos con Petrobras.

La trama de corrupción, en la que también estarían involucrados políticos, habría movido unos 4,000 millones de dólares en una década según la policía federal.

frm