Las acciones de Petrobras caían este lunes cerca de un 8% en la Bolsa Sao Paulo, al día siguiente del anuncio de la reducción de precios del diésel acordado por el presidente brasileño Michel Temer para poner fin a una huelga de camioneros.

Hacia las 11:10 horas, las acciones preferenciales de la petrolera controlada por el estado se derrumbaban 7.58% y las ordinarias 7.47%, tras haber superado la barrera de 8%, en tanto que el índice Ibovespa retrocedía 2.77 por ciento. La semana pasada sus acciones ya habían caído un 14 por ciento.

Temer anunció el domingo una reducción de 46 centavos de real por litro de diésel durante 60 días, y luego una revisión mensual de precios, y ya no diaria, como lo hacía Petrobras hasta la semana pasada, cuando estalló la crisis.

El ministro de Hacienda, Eduardo Guardia, trató de calmar este lunes la reacción negativa del mercado, asegurando que esa medida "no ocasionará ningún perjuicio" a la firma con sede en Rio de Janeiro y que "no supone una congelación de los precios", sino que "solo altera la periodicidad" de la revisión.

Petrobras había alineado sus precios con los del mercado internacional, con revisiones diarias de precios, a fines de 2016, como estrategia para resarcir sus finanzas y recuperar su credibilidad tras verse en el centro del mayor escándalo de corrupción de la historia de Brasil.

La huelga de camioneros que desde hace ocho días paraliza a Brasil fue desencadenada por las alzas continuas del precio del diésel, que pasó de un promedio de 3.356 reales en enero a 3.595 reales el 19 de mayo, antes de la huelga, y alcanzó 3.788 reales (casi un dólar) el 26 de mayo.

erp