Ayer, los títulos de Netflix cayeron en Wall Street 5.24%, a 379.48 dólares, un día después de presentar su reporte al segundo trimestre del año. Durante la jornada, sin embargo, llegaron a perder más de 10 por ciento.

Ayer, en operaciones fuera de mercado los títulos de Netflix perdieron 14.01 por ciento.

De un plumazo, la compañía de contenidos en Internet perdió cerca de 20,000 millones de dólares de capitalización.

Netflix anunció un beneficio neto de 384.3 millones de dólares en el segundo trimestre del 2018, una cifra que representa una mejora de 485.8% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, informó la compañía estadounidense de distribución de películas y series online, que contaba con 130.14 millones de usuarios al cierre del trimestre, 1 millón menos del objetivo marcado por la plataforma.

La facturación del responsable de títulos como Stranger Things, House of Cards, Thirteen Reasons Why, The Crown o Narcos alcanzó entre abril y junio del 2018 un total de 3,907 millones de dólares, 40.3% más que un año antes.

Por otro lado, los costos de actividad de Netflix sumaron en el segundo trimestre un total de 2,289.8 millones de dólares, 20.4% más, mientras la compañía elevó 95.7% sus gastos en marketing, hasta 526.8 millones de dólares.

Inconformes

Los inversionistas están más que molestos con Netflix con el débil crecimiento en el número de suscriptores dado a conocer el lunes.

Resulta que desde principios del 2014 la plataforma gastó casi 30,000 millones de dólares para crear contenido propio, con la tercera parte de dicha cifra invertida en los últimos 12 meses.

Netflix tiene una deuda de 4,500 millones de dólares en gastos de contenido, con vencimientos a junio del 2019 y 3,600 millones adicionales que deberá pagar a finales del año próximo.

Para algunos analistas, el menor número de abonados es un signo de que el crecimiento de Netflix se está desacelerando.

Señalan que éste es el momento para que la emisora entregue más información a sus inversionistas sobre lo que pueden esperar hacia el futuro.

Lo anterior, dicen, porque con las acciones de Netflix creciendo a más del doble en el último año, el mercado quiere tener información para saber si su inversión dará frutos y cuándo. (Con información de Business Insider y Expansión / España)

valores@eleconomista.mx