Morgan Stanley cerró la temporada de reportes de los grandes bancos estadounidenses superando cómodamente las previsiones de ganancias trimestrales, lo que además eleva sus objetivos estratégicos.

El banco cumplió la mayoría de los objetivos financieros trimestrales clave establecidos por su presidente ejecutivo, James Gorman, gracias a la fortaleza de su negocio de intermediación y suscripción de bonos. Además, subió el listón para el control de gastos, el retorno sobre capital y la gestión de patrimonio en los próximos dos años y después, según una presentación en su sitio web.

El sólido desempeño de Morgan Stanley reflejó el mismo optimismo de rivales como Goldman Sachs y JPMorgan, gracias en gran medida a una base de comparación baja de hace un año, cuando los mercados financieros se vieron afectados por la preocupación comercial y por el crecimiento.

Las acciones del banco subieron 6.63% en Wall Street, a 56.44 dólares, luego del reporte. Dijo que las utilidades atribuibles a sus accionistas ordinarios aumentaron 53%, a 2,090 millones de dólares, en el trimestre finalizado el 31 de diciembre, que se comparan con una ganancia de 1,360 millones de dólares del mismo periodo del 2018.

Morgan Stanley, tiene como objetivo un retorno sobre capital de 13 a 15% hasta el 2022 y de 15 a 17% después, ha estado cumpliendo con la meta anterior de 10 a 13 por ciento.

En contraste, New York Mellon cayó 7.83%, a 46.72 dólares, pese a que superó, las expectativas del mercado y presentó ganancias trimestrales por US4,780 millones .