Los inversores activan su desbandada de LinkedIn. Los resultados publicados por la red social de empleo han deparado unos inesperados números rojos en sus cuentas del cuarto trimestre. En este periodo perdió 8.40 millones de dólares, frente al beneficio de 3 millones logrado en el cuarto trimestre del año anterior.

El mayor desajuste se ha producido por el incremento de los costes. Los analistas destacan que la inversión en el desarrollo de nuevos productos se ha disparado desde los 150 hasta los 217 millones de dólares.

Este notable incremento tiene lugar cuando LinkedIn asimila todavía la adquisición de Lynda.com, acordada el año pasado por un importe de 1,500 millones de dólares.

NOTICIA: ArcelorMittal planea ampliación de capital de 3,000 mdd, ganancias caen en 2015

Las firmas de inversión alertan de esta escalada en los costes en un contexto en el que los ingresos no acaban de superar las expectativas. Las ventas en el cuarto trimestre alcanzaron los 861.90 millones de dólares, 34% más y en línea con lo esperado.

El aumento en las inversiones tampoco ha evitado una drástica rebaja en las previsiones de negocio para el año que acaba de comenzar. LinkedIn ha recortado sus objetivos de beneficio para 2016 hasta los 3.05-3.20 dólares por acción, muy por debajo de los 3.67 dólares que esperaban los analistas, y pronostica ahora unas ventas de entre 3,600 y 3,650 millones de dólares para 2016, sensiblemente inferior a los 3,910 millones que descontaba el mercado.

NOTICIA: New York Times supera expectativas en 4T de 2015

La reacción de las firmas de inversión no se hace esperar, y se traduce en una oleada de rebajas de perspectivas sobre la evolución de las acciones de LinkedIn. Entidades como Credit Suisse, SunTrust, BMO, Wedbush, FBR, Raymond James, Cowen & Co, Mizuho, JPMorgan, Jefferies y Goldman Sachs han recortado sus valoración sobre la red social.

Desplome a mínimos de tres años en Wall Street

Hasta esta rebaja de previsiones, varias de las firmas trasladaban su optimismo sobre LinkedIn en precios objetivos para sus acciones por encima incluso de la barrera de los 300 dólares.

NOTICIA: Toyota eleva su pronóstico de ganancia para 2016 por avance en China

Al cierre de ayer sus títulos rozaban el umbral de los 200 dólares. Pero los inversores huyen de la red social, y el desplome en su cotización alcanza por momentos el 40 por ciento. El resultado es un derrumbe de sus acciones hasta el entorno de los 115 dólares, su cota más baja en tres años, y de su capitalización hasta el entorno de los 25,000 millones de dólares.

frm