Las acciones de la productora de harina y maíz, Gruma, cotizan a 180.6 pesos, esto es su nivel mínimo en casi cuatro años, ya que el 23 de febrero del 2015 se vendieron a 180.42 pesos.

Este año sus títulos han perdido 18.9% en la Bolsa de Mexicana de Valores (BMV), desde 222.7 pesos en que cerraron el 2018; la firma presentó un reporte muy débil durante el primer trimestre del año que no logró convencer a analistas ni a inversionistas.

“Si bien la empresa cuenta con características defensivas, una buena diversificación geográfica de sus ingresos, y un nivel de apalancamiento adecuado, el crecimiento será moderado a nivel consolidado dados los bajos crecimientos en volumen y la rentabilidad será afectada por mayores costos de materias primas y gastos de operación en GIMSA y Estados Unidos”, indicó Erik Medina en una nota de análisis.

Gruma, cuya historia data de 1949, es uno de los mayores productores en el mundo de harina de maíz y tortillas. Opera en México, Estados Unidos, Centroamérica, Europa, Asia y Oceanía, tiene alrededor de 20,500 empleados y 74 plantas, y más de 70% de sus ventas proviene del extranjero.

En términos de capitalización bursátil, la compañía ha perdido en lo que va del 2019 y 18,303 millones de pesos (mdp), ya que pasó de 94,328 mdp el último día del año pasado a 76,025 mdp considerando su cierre del martes.

[email protected]