Las bolsas europeas cayeron por quinta jornada consecutiva este martes, porque los inversionistas temen a un crecimiento económico que se frena y a la crisis de deuda de los países periféricos.

El índice FTSEurofirst 300 de acciones europeas líderes perdió 0.1% a 1,104.05 puntos, el cierre más bajo desde mediados de marzo. El referente bursátil ha perdido 3.3% en las cinco jornadas de junio.

"Los mercados bursátiles pueden fácilmente sufrir otra caída de 10% a partir de ahora y esa sería una oportunidad para comprar. El tema de la deuda soberana todavía no ha sido solucionado por los políticos. Todo lo que estamos haciendo con estos rescates es posponer lo inevitable", dijo David Coombs, gerente de fondos de Rathbone Brothers.

Las acciones griegas perdieron 2% y, entre ellas, las acciones bancarias cayeron 3.7 por ciento.

Este martes, el Fondo Monetario Internacional advirtió de que Europa debe tomar decisiones duras antes de que el Fondo pueda liberar su próximo bloque de ayuda a Grecia. Mientras, las agencias de calificación de crédito y los bancos alemanes dudan de que se pueda esperar ayuda de inversores privados.

"Puedo esperar una insolvencia griega y más discusiones sobre si se mantendrá con el euro", dijo Coombs. "Yo estoy por preservar capital en este momento, con estrategias de renta de capital defensivas. Es aburrido, pero lo aburrido es bueno en este minuto", añadió.

Las acciones de compañías mineras fueron el principal soporte del índice, impulsadas por el alza de los precios de los metales, luego de que el dólar tocó un mínimo de un mes. Se espera que la Reserva Federal mantengan las tasas cercanas a cero por algún tiempo tras las últimas cifras económicas débiles.

El índice europeo de recursos básicos STOXX 600 ganó 0.7 por ciento. Los papeles de Rio Tinto, Vedanta y Xstrata ganaron entre 1.1 y 1.2 por ciento.

Las acciones de empresas de servicios básicos también subieron. Los papeles de E.ON avanzaron 3.2%, después de que UBS integró a la compañía a una lista de recomendaciones, argumentando que el desempeño de la acción, de 20% bajo el mercado, no se justificaba.

El índice del sector de empresas de servicios públicos ganó 1.2 por ciento.

En Europa, el índice británico FTSE 100 terminó el día estable, el índice alemán DAX y el índice francés CAC40 ganaron 0.3 y 0.2%, respectivamente.